Foto: Especial
Comparado con 2012, en 2018 destinó unos 81 mmdp menos

CDMX.- La pasada administración puso en riesgo la confiabilidad operativa de la industria petrolera, incluidos equipos críticos, porque recortó en casi 81 mil 500 millones de pesos el presupuesto para mantenimiento de sus activos en 2018 contra 2012.

Un informe de la petrolera entregado al nuevo director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, reconoce que “uno de los elementos fundamentales que han afectado la confiabilidad operacional de los activos, es la menor disponibilidad de recursos presupuestales, lo que provocó un fuerte rezago en materia de mantenimiento”.

Añade que “el último presupuesto de mantenimiento ejercido en 2017 fue de 67 mil 221 millones de pesos, cuando en 2012 se utilizaron 103 mil 191 millones”.

El documento que evalúa la nueva administración de Pemex sostiene que “la baja disponibilidad de recursos presupuestales redujo el programa anual de reparaciones mayores a 30 plantas, siendo el histórico arriba de las 66 reparaciones”.

Las reparaciones se redujeron más de la mitad en cinco años, faltando cifras definitivas de los recursos ejercidos en 2018.

Sin embargo, de acuerdo con el presupuesto programático de Pemex de 2018, le fueron autorizados 21 mil 634 millones de pesos para mantenimiento de sus instalaciones: a producción de petróleo, gas, petrolíferos y petroquímicos se asignaron 17 mil 295 millones; a distribución 2 mil 329 millones; en materia de entorno ecológico 5 millones; en gestión corporativa 267.4 millones, y en servicios y actividades relacionadas a pozos, otros mil 241.9 millones de pesos.

Esto significa que la caída en inversión destinada a mantenimiento en 2018 respecto a 2012 fue de 81 mil 500 millones de pesos, o 79 por ciento.

Adicionalmente, de acuerdo con la Memoria Documental de Acciones Realizadas en Materia de Confiabilidad Operacional, así como los Resultados Obtenidos durante el periodo 2012-2017, elaborado por la Dirección Corporativa de Pemex, “la empresa enfrentó en los últimos años una alta rotación del personal, lo que conlleva la pérdida de conocimiento y experiencia; esto originado por jubilación o liquidación del personal por la reestructura organizacional aún sin concluir”.

Los estados financieros de la petrolera presentados a la Bolsa Mexicana de Valores durante los últimos cinco años con nueve meses reflejan que su plantilla de trabajadores se redujo de 159 mil 697 en 2012 a 129 mil 203 al tercer trimestre de 2018. Del total de jubilados que registra la empresa, 30 mil 531 colaboradores laboraron en el área de Exploración y Producción, y 37 mil 73 más estuvieron en Refinación.

Lo anterior ha propiciado el diferimiento de las actividades y programas de mantenimiento. Al cierre de la memoria documental, Pemex informó que hay “rezagos de mantenimiento en 97 reparaciones mayores de plantas de proceso.