Foto: Especial
La muerte de Juan Antonio de la Rosa Contreras, el hombre de San Pedro que falleció presuntamente de un infarto después de ser detenido por policías del Estado, tiene todos los indicios de haber sido violenta

La muerte de Juan Antonio de la Rosa Contreras, el hombre de San Pedro que falleció presuntamente de un infarto después de ser detenido por policías del Estado, tiene todos los indicios de haber sido violenta, según especialistas consultados por VANGUARDIA.

Juan Humberto de León Múzquiz, perito privado y exdirector general de Servicios Periciales del Estado, así como Gerardo Pérez Pérez, abogado penalista y con experiencia como agente del Ministerio Público en el área de Averiguaciones Previas, señalan fallas graves de procedimiento en la detención y manejo de crisis que derivó en el fallecimiento de Juan Antonio, tras ser capturado por elementos de la Agencia de Investigación Criminal.

El hombre fue detenido en el ejido San Rafael de Arriba de San Pedro y falleció aparentemente tres horas después, pero la familia dice haber sido avisada hasta que el cadáver ya estaba en una funeraria.

“El puntilleo hemorrágico se encuentra en los dos brazos, por lo que eso solo pudo haber sido al momento de sujetar con fuerza los brazos”, dijo De León Múzquiz.

Por su parte, Pérez Pérez pidió que se desprendan investigaciones en cuanto a tiempo, lugar, hora, motivos de detención, pues recalcó que no es normal que a un aseguramiento prosiga la muerte de una persona.