Funcionario. Jorge Zermeño, alcalde de Torreón.
De ninguna manera se les cumplirá su reclamo, porque no tienen autoridad moral para pedir ese tipo de cosas, además el jefe de tránsito ha hecho un buen trabajo, agregó

TORREÓN, COAHUILA.- Al grupo de regidores priistas que exigen la destitución del director de Tránsito, el alcalde Jorge Zermeño les volvió a decir que mejor se pongan a trabajar.

De ninguna manera se les cumplirá su reclamo, porque no tienen autoridad moral para pedir ese tipo de cosas, además el jefe de tránsito ha hecho un buen trabajo, agregó.

Respecto al incremento de más del 300 por ciento en las multas aplicadas a automovilistas, explicó que la principal función de los agentes es cuidar la vida de las personas y hacer que se cumplan los reglamentos.

 “Ojalá y no se cobrara ninguna multa y que todos nos comportáramos adecuadamente al manejar, eso es lo de mejor”, apuntó.

La desestabilidad en la Dirección de Tránsito se viene dando desde hace más de un año en que asumió como director Pedro Luis Bernal, periodo en el que han aumentado las agresiones de elementos hacia ciudadanos y caído la corporación en un gran desprestigio, afirmó el regidor Antonio Gutiérrez.