Falta de abogados en materia civil y traslados a la Ciudad de México, entre otros obstáculos, las causas

Un mes después de que la plantilla de trabajadores de confianza de la Secretaría de Economía fuera despedida ante la reestructura de las delegaciones federales , al menos 16 personas desistieron de iniciar una demanda en contra del Gobierno Federal.

Aunque a mediados del mes de junio un grupo de extrabajadores reveló a VANGUARDIA que en conjunto demandarían al gobierno de Andrés Manuel López Obrador por despido injustificado y la negación al acceso a una liquidación, pues no firmaron sus cartas, hoy se reveló que ante un proceso lleno de burocracia la mayoría decidió desistir de la demanda.

El sistema burocrático no fue la única razón, una de las extrabajadoras manifestó, de forma anónima, que fueron despedidas, sin justificación, ya están a pocos años de la jubilación, por lo que prefirieron esperar a negociar sus retiros.

Explicó que en Saltillo no encontraron un abogado en materia civil que llevara los casos, por lo que contratar un despacho de Monterrey encareció el proceso, además de que el 25 por ciento de pago al final del proceso se convirtió en algo incosteable.

Además, al recibir las notificaciones para las denuncias y visitas a la Ciudad de México dificultaron el proceso de todos los extrabajadores debido a que la mayoría ya trabaja en otros sitios.