Foto: ULISES MARTÍNEZ
Al tratar de dárselo, la joven madre perdió el control del auto, subió al camellón y chocó contra un árbol. Paramédicos atendieron a madre e hijo y los llevaron a recibir atención médica.

Ayer al mediodía, Liliana Inés Martínez, de 18 años, circulaba en su Honda Fit, con su hijo en la parte trasera, cuando este comenzó a llorar porque se le cayó el biberón.

Al tratar de dárselo, la joven madre perdió el control del auto, subió al camellón y chocó contra un árbol. Paramédicos atendieron a madre e hijo y los llevaron a recibir atención médica.

Testigos aseguran que como sus familiares llegaron primero, manipularon la escena para aparentar que había chocado contra una camioneta y esperaron a la aseguradora.