La llegada de Newton a Patriots se vio como una decisión desesperada para que Nueva Inglaterra no haga el ridículo tras la partida de Tom Brady. / AP
Es verdad que Newton ha cosechado grandes números en la NFL, pero muchos dicen que su unión a Nueva Inglaterra es una combinación perfecta para el desastre

Es verdad que a comienzos de este 2020, ni Bill Belichick ni Cam Newton esperaban llegar a una nueva pretemporada como encargados de mantener a Patriots dentro de la élite en la NFL.

Es indudable que Belichick, esperaba que el dueño finalmente sacara la billetera y consiguiera refuerzos de calidad en la ofensiva, pues en el 2019 quedó demostrado que aún teniendo a Tom Brady en los controles, no se podía producir con un talento tan pobre.

Por su parte Newton sabía que era muy poco probale que Panthers lo mantiviera en su roster, luego de el largo historial de lesiones que lo han llevado en caída libre desde aquel 2015 cuando ganó el galardón como Jugador Más Valioso y que llevó al equipo al Super Bowl. Conseguir un equipo con necesidad de adquirir un quarterback era su prioridad.

Pero luego de la gran cantidad de movimientos en este puesto en los equipos de la liga, en el que se incluye a Tom Brady emigrando a Tampa Bay, le dio la oportunidad de Cam de ser tomado en cuenta, mucho tal vez porque los otros quarterbacks que estaban disponibles ya habían sido elegidos.

Dos filosofías ofensivas totalmente diferentes están juntas y no hay vuelta de hoja, además de que la cuenta regresiva para el inicio de campaña ya comenzó desde hace varias semanas y Newton va tarde para aprender un nuevo libro de jugadas, pero sobre todo en un estilo que nunca ha jugado.

Todos los ingredintes para que ocurran dos cosas, o Newton finalmente encara este reto con humildad y coraje (algo que nunca ha hecho en sus 9 años en la NFL), o regresa a los Patriots al rincón de la mediocridad en la que estuvieron por décadas, antes del arribo de Tom Brady al equipo. Esto último es lo más realista que se puede esperar.

Estas son, al menos, cinco razones de la gran cantidad que surgen, para que Newton no pueda brilla, ni mantener a Patriots como equipo ganador.

1. HISTORIA

Hay una ley no escrita en la NFL que dice que las dinastías de la era del Super Bowl no se mantienen una vez que el quarterback involucrado se marcha.

Los Packers esperaron 29 años para su próximo título después de que Bart Starr fuera nombrado MVP de los dos primeros torneos de títulos de la AFL-NFL, llamados retroactivamente Super Bowls I y II. Los fanáticos de los Steelers sufrieron durante 26 años entre la última actuación ganadora del anillo de Terry Bradshaw y la primera de Ben Roethlisberger. Los Cowboys están a un cuarto de siglo de su puesto más reciente en el Super Bowl con Troy Aikman y sus compañeros.

Sí, los 49ers ganaron un quinto campeonato con Steve Young. Pero eso fue cinco años después del comienzo final del Super Bowl de Joe Montana, sin mencionar el octavo año de Young en la lista. 

Esperar que Newton se ponga su capa de Superman (esa que tiene guardada desde hace varios años) y lleve a los Patriots a un séptimo título récord de Super Bowl (en solo 20 temporadas) simplemente no es realista.

2. ANTECEDENTES DE CAM

En los últimos tres años, Newton tuvo dos cirugías en su hombro antes de que una fractura de Lisfranc le costara los últimos 14 juegos de la campaña 2019. Es comprensible que Belichick pueda estar enamorado de las posibilidades de un QB de doble amenaza. ¿Pero tenerle fe a uno con problemas recientes para volar con sus 1.95 metros y 111 kilos de peso que ha sufrido un castigo extenso?

Las lesiones ciertamente contribuyeron al reciente desempeño de Newton en el campo, pero la fuerte disminución de sus números es preocupante. Volviendo a una derrota por 52-21 en Pittsburgh el 8 de noviembre de 2018, Newton ha estado en el extremo perdedor de ocho aperturas consecutivas. Durante ese período, pasó para nueve touchdowns y 10 intercepciones con una calificación de pasador de 81.4, aunque no superó 72.1 en sus cinco apariciones más recientes. Sus 4.36 yardas por carrera fueron casi una yarda menos que el promedio de su carrera y que siempre habia sido su plus.

(Para ser justos, debe tenerse en cuenta que Newton todavía estaba jugando a un nivel de calibre MVP en la primera mitad de 2018 y podría haber producido un año exitoso si su hombro no se hubiera dado por vencido, pero pues todo por servir y exponerlo a casigo extremo, se acaba).

 

3. LA HISTORIA DE PATRIOTS

Los últimos 423 juegos de Nueva Inglaterra, una racha que data de la temporada de novato de Drew Bledsoe en 1993, han sido iniciados por un mariscal de campo “hecho en casa”, fácilmente la carrera más larga de la era del Super Bowl, según ESPN.

Las habilidades físicas de Newton superan a las de Brady, y sin duda es un mejor jugador que Bledsoe, Matt Cassel, Jimmy Garoppolo y Jacoby Brissett. Pero con la excepción de Bledsoe, todos esos tipos fueron adquiridos por Belichick y adoctrinados en su sistema, no traídos como salvadores potenciales de otro equipo.

Newton, su récord como visitante es de 68-55-1 (.552), tendrá dificultades para igualar el porcentaje de victorias de .684 de Belichick (récord de 13-6) en juegos no iniciados por Brady desde 2008.

4. EL CAMINO PATRIOTA

Y luego está la cuestión de qué tan efectivamente Newton puede subsumir su ego en medio de una cultura donde el trabajo colectivo triunfa sobre el individuo.

Darrelle Revis, Stephon Gilmore, Corey Dillon y Randy Moss (por un tiempo) se encuentran entre los que se asimilaron con éxito en Foxborough. Pero otras estrellas previamente establecidas, Chad Ochocinco, Reggie Wayne, Adalius Thomas, Michael Bennett, no encajaron, algunas de ellas se burlaron de la cultura.

Panthers giraron en gran medida en torno a Newton durante la mayor parte de su mandato, lo que a veces permitió sus errores. Queda por ver qué tan bien un jugador de 31 años que disfruta de la atención y las redes sociales, caracteristicas que que también podrían encajar con Brady, se mezcla mientras se enfrenta a la curva de aprendizaje que existe cada vez que se une a un nuevo equipo.

5. EL ELENCO DE APOYO

Presumiblemente, los Patriots no están trayendo a Newton a bordo para ejecutar la ofensiva que Brady operó con tanto éxito durante dos décadas, y está bien, dado que no querría enganchar un ataque basado en gran medida en el tiempo preciso para alguien que tiene un 59.6% de finalización de jugada con una carrera a gran velocidad.

Y, sin embargo, el último año de Brady en Nueva Inglaterra se vio frustrado por la falta de armas a disposición, un penoso arsenal que permanece prácticamente sin cambios.

Cam ya no contará con McCaffrey, Greg Olsen o incluso un DJ Moore. Y dada su falta de química con tipos como Julian Edelman y James White, quienes le deben gran parte de sus buenos números a Brady.

Y con Sony Michel saliendo de otra cirugía y el devastador fullback de bloqueo James Develin retirado, no se espera que Pats puedan correr la pelota como lo hicieron en su camino hacia la victoria del Super Bowl LIII hace un año.

Alejandro Guerrero

Egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Autónoma de Coahuila.

Soy periodista desde el 2001 y he sido corresponsal en juegos de la NBA, Liga MX, LMB y Mundiales de Futbol.

Practico deporte desde los 11 años. Actualmente corro, ando en bicicleta y soy amante de la NBA y la NFL.

Adoro platicar y debatir de cualquier deporte.