En Piedras Negras, al menos mil 200 alumnos de diferentes niveles educativos tuvieron que migrar de las escuelas particulares a planteles públicos por el impacto en la economía de los hogares. Foto: Archivo
Las causas reales por las que padres de familia decidieron no inscribir a sus hijos en colegios particulares fue por la fala de suficiente dinero, pues los ingresos se redujeron hasta en un cincuenta por ciento

Piedras Negras, Coah.- La pandemia trajo serios problemas a los colegios particulares, al grado de que en Piedras Negras, al menos mil 200 alumnos de diferentes niveles educativos tuvieron que migrar a planteles públicos por el impacto en la economía de los hogares.

El subdirector regional de la Secretaría de Educación de Coahuila, Arón Rodríguez de Lara, dijo que de los aproximadamente mil 200 alumnos que se cambiaron de un colegio a una escuela oficial o de gobierno, a la fecha un diez por ciento volvieron a solicitar su cambio.

"Desconozco los motivos, los padres que han solicitado su baja para regresar al colegio no han mencionado por qué y pueden ser varios los factores, pero no sabemos", asevero.

Dijo que han recibido instrucciones de que sólo la oficina de servicios regionales de la Secretaría de Educación es la que puede dar la carta de baja de las escuelas, y ya no la dirección de cada plantel, lo anterior para llevar un mejor control sobre las bajas o cambios de escuela.

La realidad es que las causas por las que padres de familia decidieron no inscribir a los hijos en colegio particular es por la fala de suficiente dinero pues los ingresos se redujeron hasta en un cincuenta por ciento.