Foto: Efrén Maldonado
Según algunos testigos, lo hizo por andar de lucido, arrancó del bar patinando llanta y por lo poco mojado que aún estaba el pavimento, se descontroló y se fue contra el camellón

Luego de que saliera de un bar ubicado en Nazario Ortíz Garza a la altura de la colonia Saltillo 400, un joven a bordo de un vehículo Corvette perdió el control y comenzó a dar vueltas sobre las llantas, hasta chocar contra el camellón central.

Según algunos testigos, lo hizo por andar de lucido, arrancó del bar patinando llanta y por lo poco mojado que aún estaba el pavimento, se descontroló y se fue contra el camellón. “Me pegó una camioneta y me lanzó para acá”, dijo el conductor, versión que no le creyeron los policías. 

Foto: Efrén Maldonado

Al principio intentó huir con todo y vehículo del lugar, pero debido a que una llanta trasera resultó dañada, ya no pudo dar más el vehículo, así que no le quedó de otra, se tuvo que quedar en el sitio del accidente para tratar de arreglar la situación. 

El vehículo presentó daños considerables, ya que a pesar de que no se veía muy golpeado, se le dañaron piezas que son costosas y no se consiguen en cualquier lado. No cabe duda que el querer llamar la atención, le salió caro al propietario de vehículo deportivo. 

El percance ocurrió a la 1 de la madrugada de éste sábado, siendo reportado al Sistema de Emergencias 911 y acudieron al lugar elementos de Tránsito Municipal para tomar conocimiento, así mismo después se ordenó que fuera llevado a un corralón, quedando a disposición de la autoridad correspondiente.