Foto: Especial
La AppStore de la compañía tiene un filtro que evita la descarga de aplicaciones de contenido sexual explícito

Steve Jobs ya lo dejó claro durante las presentaciones de los primeros iPhone. El porno no tiene cabida en los dispositivos Apple. La compañía de Cupertino nunca ha estado cómoda con la posibilidad de que sus usuarios puedan utilizar el iPhone o el iPad para ver contenido sexual explicito. Es por ello que la tienda AppStore tiene un filtro que veta las aplicaciones con contenido pornográfico para que los usuarios no las puedan descargar.

El motivo por lo que el porno no es del agrado en la compañía de la manzana mordida no tiene que ver con la seguridad de sus usuarios. Según Jobs, Apple “tiene una responsabilidad moral para mantener el porno fuera del iPhone”. Apple incluso vetó la revista ‘Playboy’, por lo que la publicación tuvo que lanzar una edición especial para iPad sin desnudos.

“LOS QUE QUIERAN VER PORNO PUEDEN COMPRARSE UN ANDROID”

En contraposición, Android sí que permite, a través de su tienda virtual, descargar aplicaciones de contenido pornográfico, algo que Jobs utilizó para atacar la compañía rival de Apple. “En Android hay una tienda en la que puedes descargar porno, tus hijos pueden descargar porno. Ese es un lugar al que no queremos ir y no vamos a ir allí”, dijo antes de sentenciar “los que quieran ver porno pueden comprarse un Android”.

No obstante, a lo largo de estos años, el porno se ha colado a través de sus aplicaciones, especialmente mediante Twitter, una de las redes sociales que durante años ha integrado el iPhone de forma nativa. Basta con hacer una búsqueda en dicha red social con alguna palabra subida de tono para encontrar desnudos y porno. En el iOS 10 incluso se colaron algunos GIFs pornográficos que acabaron siendo eliminados.

LA SOLUCIÓN DE LOS QUE VEN PORNO CON APPLE

El duro veto de Apple al porno deja de tener sentido desde el momento en el que el usuario puede entrar en el Safari, el navegador de Apple, y acceder a páginas web de pornografía. De hecho, un estudio de la web de vídeos porno ‘Pornhub’ reveló que el consumo de este contenido desde el móvil es muy similar entre usuarios con dispositivos Apple y usuarios con Android.

Fuente: Mundodeportivo