Foto: Vanguardia/Luis Salcedo
Las casillas especiales siempre generan inquitudes, disgustos, críticas y crispación

El funcionamiento de las casillas especiales siempre genera inquitudes, disgustos, críticas y crispación entre quienes deben acudir a ellas. Aquí te explicamos algunas de las cosas que suelen decirse sobre su operación.

1. “Sólo hay 750 boletas”. Igual que en todas las casillas “ordinarias” en las casillas especiales el número máximo de votantes permitido es de 750, porque está demostrado que es imposible atender a más personas en 10 horas.

2. “La votación es muy lenta”. Esto se debe a que el procedimiento para votar es “especial”, como el nombre de la casilla lo indica. En estas casillas no hay -porque no puede haberlo- un cuadernillo con los votantes que pueden ejercer su derecho ahí, lo cual obliga a identificar y anotar a cada elector en un listado especial y eso retarda el proceso.

3. “No se puede votar en todas las elecciones”. Dado que estas son casillas para electores en tránsito, cada elector debe ser identificado para determinar en qué elecciones tiene derecho a votar:

a) Todas las personas pueden votar por Presidente de la República.

b) Todas las personas pueden votar por senadores. Para quienes se encuentran dentro del territorio de su entidad su voto contará para la elección de mayoría, para quienes estén fuera de su entidad su voto contará para la elección de representación proporcional.

c) Quienes estén dentro de su distrito (federal) o dentro de la circunscripción que les corresponde (son 5 en el país) pueden votar por diputados federales. Para quienes se encuentran dentro del territorio de su distrito su voto contará para la elección de mayoría, para quienes estén fuera de su distrito su voto contará para la elección de representación proporcional.

d) En el caso de #Coahuila, quienes estén dentro de su municipio, pero fuera de su sección electoral, pueden votar por ayuntamientos.

4. ¿Qué va a pasar cuando lleguen al elector 751? Ya no podrá votar. La única excepción será que, debido a que hay 750 boletas para cada elección, pero las de diputados federales y ayuntamientos se van agotando de forma irregular, aún existan boletas para alguna (no todas, porque ya no habrá boletas de la elección de Presidente y senadores) de las elecciones en que ese elector concreto puede votar y decida hacerlo, aunque ya no pueda hacerlo en las elecciones de Presidente y senadores.