Problema. Los ganaderos de Coahuila pasan horas difíciles. ARCHIVO
Aunque no se tiene precisado el número de cabezas de ganado que han muerto en los últimos meses, dijo que el panorama se ha agudizado

PIEDRAS NEGRAS, COAH.- La prolongada sequía que se registra en gran parte del estado está impactando severamente en la producción de ganado, mermando en el número de becerros para el mercado de exportación, consideró el presidente de la Unión Ganadera Regional de Coahuila, Joaquín Arizpe Dávila.

Dijo que los ganaderos están atravesando por una etapa muy difícil por la falta de lluvia ocasionando que los agostaderos no haya paso, mientras que los estanque se encuentran secos, por lo que el ganado muera de sed.

Aunque no se tiene precisado el número de cabezas de ganado que han muerto en los últimos meses, dijo que el panorama se ha agudizado porque ya no cuentan con agua en los agostaderos.

La emergencia provoca que los productores vendan los becerros antes de que se les mueran de hambre o sed; el panorama si está la situación muy grave.

Estimo que el hato ganadero de Coahuila es variable, entre 250 y 300 mil cabezas

En lo que respecta a la exportación se incrementó el año anterior un 15 por ciento con respecto al 2019, pero es porque otros estados cruzan por la frontera de Coahuila, utilizando para ello las instalaciones de la estación cuarentenaria ubicada en el municipio de Nava.