El actor en una imagen del mes de abril./Foto:Archivo
Su ex esposa, la actriz Jennifer Garner, lo llevó al centro donde se atendería

Ben Affleck ingresó nuevamente a un centro de rehabilitación para intentar poner punto final a sus problemas con el alcohol. Anteriormente, el protagonista de “Perdida” ya se había sometido a dos tratamientos de desintoxicación, el último hace menos de un año, para alejarse de su adicción a la bebida.

A pesar de que Affleck sale con una chica, su ex esposa lo apoya./Foto:Tomada de Internet

Según contó a People una fuente cercana al intérprete: “El quería un tratamiento. Sabía que necesitaba ayuda y fue muy elocuente al respecto”. El ingreso llega después de unas fotografías en las que Affleck aparecía recibiendo una caja de cervezas en la puerta de su casa.