Foto: JETZA MÚZQUIZ
Tanto el trailero como el conductor de una camioneta dicen lo mismo, el otro intentó rebasar y le pegó

Ambos se equivocaron y al final, después de protagonizar un accidente de tránsito que dejó como saldo una mujer embarazada herida, ninguno quiso aceptar su culpa.

El percance se presentó al mediodía de ayer sobre la carretera 54, a la altura del ejido La Encantada.

Según Julio César Pecina, conductor de una Chevrolet pick up, se dirigía rumbo al sur, pero se le emparejó a mano izquierda un tráiler del grupo DOSG

Transportes.

Julio afirmó que el trailero lo quiso rebasar, pero al ver que venía otro vehículo intentó regresar al carril y lo impactó en el costado izquierdo, perdiendo ambos el control y resultando con diversos golpes Lidia Sandoval.

Por su parte, el conductor del vehículo de carga indicó que la camioneta era quien lo quiso rebasar por el carril derecho y esto los llevó a colisionar, sin lograr ponerse de acuerdo en quién tenía la responsabilidad.

Elementos del Cuerpo de Bomberos llevaron a la lesionada a un hospital para su valoración preventiva, mientras que por más de hora y media debieron los conductores esperar bajo la lluvia a la Policía Federal de caminos, pues demoraron en llegar a tomar conocimiento.