Foto: Archivo
Las migrañas pueden afligir a hombres, mujeres y niños. Pero no es un desorden igualitario. Para aquellas personas que sufren ataques de migraña crónica, la gran mayoría son mujeres. De acuerdo a la Fundación de Investigación de la Migraña

“ Un investigador dijo una vez que no se puede escapar de lo femenino en la migraña”, dice Elizabeth Loder, profesor asociado en neurología en la Escuela Médica de Harvard y jefa de la división de dolores de cabeza y dolor en el Hospital de Mujeres de Brigham. “Es verdad que de forma desproporcionada la migraña afecta a las mujeres”.

Una migraña es mucho más terrible que un dolor de cabeza. Ciertamente, la migraña es un doloroso y palpitante dolor de cabeza, que la mayoría de las veces es en una parte de la cabeza, algunas veces en ambos.

Pero también es una enfermedad neurológica discapacitante, con un gran rango de síntomas, incluyendo disturbios visuales, nausea y vómito, mareos, sensibilidad a la luz, ruidos y debilidad temporal.

Los episodios pueden durar por horas, algunas veces días.  Cerca del 25% de las víctimas experimenta “aura”, una colección de trastornos sensoriales, tal como resplandores, ceguera, o temblores y parálisis en manos y rostro.

 

 

Te puede interesar

La migraña con aura a mujeres menores de 50 años, incrementa el riesgo de un infarto cerebral, especialmente si fuman y usan anticonceptivos.

Una investigación ha encontrado que las mujeres siente más dolor y muestran más sensibilidad por experimentar dolor inducido cuando lo comparan con los hombres, una posible razón que ellas son más vulnerables a la migraña.

“No sabemos exactamente como el cerebro con migraña es diferente al cerebro sin migraña, pero creo que las diferencias de género hacen que el cerebro de la mujer sea más propenso al dolor que los hombres, y experimentarlo diferentemente”, afirma el investigador.

Para la mayoría de las mujeres, el alivio viene con la edad. Desafortunadamente, las peores migrañas, golpean a las mujeres cuando intentan balancear sus carreras con las responsabilidades familiares.

Las migrañas mejoran con el tiempo para la mayoría de las mujeres, pero tu nunca regresas a las oportunidades perdidas, a la perdida del tiempo y de la familia.

Con información de The Washington Post