Tomada de Twitter
El joven guardameta había detenido el penal que le dio la victoria a su equipo, pero segundos después cayó al césped sin vida por el fuerte impacto

El Mundo del futbol se encuentra sacudido por la muerte de un joven prospecto de Ligas Menores en Argentina.

Ramón Ismael Coronel, guardameta de la Liga Regional Norteña, quien jugaba para el Unión de Golondrina, perdió la vida después de haber realizado una atajada en donde, literal, sacrificó el físico.

Tomada de Twitter

Su equipo había igualado el encuentro, tras las festividades regionales de la Virgen de Itatí, por lo que el duelo se tuvo que definir en los penales.

Ramón Ismael se disponía a recibir el último disparo para convertirse en héroe o villano, pero, al final el balón terminó impactándose al pecho.

Tras haber evitado el gol que le dio la victoria a los suyos, el joven de 17 años festejó a lo grande su intervención, pero unos segundos después, terminó cayendo fulminado sobre el pasto.

Sin ambulencias cerca y con la desesperación de no saber como actuar, los lugareños buscaron llevarlo lo más pronto posible al médico, pero la falta de atención inmediata y el tiempo de espera hicieron que el cancerbero acabara sin vida.