Foto: Especial
Lisa Montgomery fue condenada por el asesinato de una embarazada en 2004 con el objetivo de robar al bebé, mediante una cesárea realizada tras estrangularla

Un juez de Estados Unidos emitió un fallo en el que reprogramó la ejecución de Lisa Montgomery, la única presa en el corredor de la muerte. El magistrado dictaminó que la pena capital, aplazada para el 12 de enero, es ilegal porque su orden de suspensión, solicitada por los abogados tras contraer coronavirus, aún estaba vigente.

El último dictamen prohíbe a los funcionarios federales reprogramar la ejecución al menos hasta el 1 de enero y, al tener en cuenta que las directrices del Departamento de Justicia de EE. UU. requieren que los presos sean notificados de sus fechas de ejecución con al menos 20 días de anticipación, la nueva cita probablemente llegaría después de que Joe Biden asuma la presidencia el 20 de enero.

Por lo tanto, el nuevo mandatario, que se ha comprometido a abolir la pena de muerte, puede cambiar el destino de Lisa Montgomery, quien estaba a punto de convertirse en la primera mujer ejecutada por el gobierno federal en casi 70 años.

La acusada fue condenada hace más de una década por el asesinato de una embarazada en 2004 con el objetivo de robar al bebé, mediante una cesárea realizada tras estrangular a la madre.

El caso ha sido tan polémico que la ONU pidió clemencia por Lisa Montgomery y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó a Estados Unidos que “se abstenga de ejecutar la pena de muerte” para darle tiempo de pronunciarse sobre el recurso a su favor.

Las solicitantes de medidas cautelares indicaron que Montgomery “padece enfermedades mentales, por lo que su ejecución no debería llevarse a cabo”.

Además, señalaron que las condiciones de reclusión del corredor de la muerte “no se ajustan a los estándares internacionales de derechos humanos”, que la detenida está aislada en una celda “congelada” y que no se le permite usar ropa interior.

Las abogadas defendieron que Lisa Montgomery nació con “daño cerebral permanente”, debido al problema de alcoholismo de su madre. Además, según ellas, sufrió abusos por parte de su padrastro y su madre la explotó sexualmente.

Foto: Especial

Reacciones

Frente al reciente fallo judicial, varios opositores a la inyección letal publicaron mensajes de celebración. “Es un milagro navideño”, dijo la periodista Rachel Louise Snyder, quien la semana pasada escribió un artículo de opinión en The New York Times sobre el caso de Lisa Montgomery.

Mientras tanto, la reportera Melissa Jeltsen, de The Huffington Post, comentó que la orden era “una buena noticia en el día de Navidad”.