Archivo
Tras la desbandada, el partido sólo cuenta con 11 legisladores en San Lázaro y cinco representantes en la Cámara Alta

Disminuido en su rendimiento electoral y en su presencia legislativa en el Congreso, además de estar casi en la quiebra financiera con un adeudo al fisco superior a los 284 millones de pesos, el PRD enfrenta la crisis más importante de su historia. 

Entre 2006 y 2009, cuando el perredismo vivió su mejor momento, el partido llegó a tener 125 diputados y 29 senadores. Ahora, tras la desbandada, sólo cuenta con 11 legisladores en San Lázaro y cinco representantes en la Cámara Alta. En cuanto a gobernadores, sólo tiene uno.

De los 5.2 millones de afiliados en su padrón de 2014, tuvo 2.9 millones de votos el año pasado. 

En tanto, el PRD capitalino culpó a la dirigencia de la debacle y le exige transparentar recursos.