Decide. Emiliano Ramos Hernández, diputado del PRD. / Foto: Archivo
A un par de semanas de dejar el cargo como dirigente del PRD en Quintana Roo, para asumir el mandato como diputado estatal, Emiliano Ramos Hernández acordó con el PVEM desistirse de las impugnaciones que ambos partidos formularon ante tribunales sobre la elección a gobernador y a presidente municipal de Cancún, en aras de “la estabilidad política”
"Es momento de trabajar por los quintanarroenses con un gobierno cercano comprometido con el desarrollo de la entidad”
Remberto Estrada, diputado federal del PVEM

CANCÚN.- A un par de semanas de dejar el cargo como dirigente del PRD en Quintana Roo, para asumir el mandato como diputado estatal, Emiliano Ramos Hernández acordó con el PVEM desistirse de las impugnaciones que ambos partidos formularon ante tribunales sobre la elección a gobernador y a presidente municipal de Cancún, en aras de “la estabilidad política”.

El acuerdo fue informado ayer por ambos partidos, por separado, a través de un comunicado conjunto, cuyo contenido sorprendió a militantes del PRD, quienes indicaron que Ramos Hernández no consultó con la militancia esa decisión, la cual condenaron y, aclararon, no puede tomar, debido a que la impugnación de la elección en Cancún fue promovida por el entonces candidato, Julián Ricalde.

Ambos partidos promovieron impugnaciones respecto a los resultados que dieron como ganadores a Carlos Joaquín, como gobernador electo, y a Remberto Estrada, como alcalde de Benito Juárez.

El 8 de agosto, el Tribunal Electoral dio por legal la elección de Estrada Barba como; dos días después, procedió de igual manera respecto a la elección de Joaquín González.