Foto: Especial
Juan Pablo Adame es un senador suplente del PAN. El también exdiputado federal escribió un artículo de opinión sobre el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador

MÉXICO.- Juan Pablo Adame es un senador suplente del PAN, quien además es hijo del exgobernador (también panista) de Morelos, Marco Adame; el también exdiputado federal escribió un artículo de opinión sobre el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En dicho texto que publica Nación321 en el marco del primer año de gobierno del presidente, el panista asegura que prefiere un año de AMLO a los últimos del mandato de Peña Nieto.

Allí, escribe: “prefiero el primer año de Andrés Manuel López Obrador que los últimos años de Enrique Peña Nieto. ¿Cómo? ¿Te volviste loco? Me dicen con regularidad las personas a las que les comparto esto, así que es probable que tú estés pensando lo mismo en este momento“.

El motivo de dicha afirmación, explica, es porque “es más fácil ponerle una calificación a un gobierno que ya terminó a uno que apenas va en su primer año. Si evalúo todos los símbolos que nos dejó el último PRI en el poder, solo puedo recordar escándalos de corrupción y frivolidades”.

Luego asegura que sí hace esta evaluación a partir de sus emociones, pues “son lo que más se ponderó por el votante en la elección de 2018 y, valga la autocrítica, nosotros no supimos descifrar el sentimiento, ni empatizar con esa realidad. El votante 2018 estaba harto de todo lo que había vivido recientemente y lo que buscaba era una esperanza en alguien que le ofreciera algo totalmente distinto, ese simbolismo de cambio era creíble en la figura de Andrés Manuel”.

Sin embargo, líneas más abajo asegura estar decepcionado del primer año de gobierno de AMLO, pues “tantos años buscando la presidencia, todo el bono democrático conseguido en las elecciones, control de la Cámara de Diputados y Senadores, auténtico respaldo popular, y hay signos en la izquierda en donde no veo un solo cambio y sí veo cómo se mantienen esas viejas prácticas de corrupción y frivolidad, que era precisamente lo que ya queríamos desterrar de nuestra vida política”.

Luego de esto pone tres ejemplos de hechos que considera para manifestar su decepción: la permanencia de Manuel Bartlett en el gobierno federal, la atropellada llegada de Rosario Piedra a la CNDH y la liberación de Ovidio Guzmán.

Finalmente, Adame asegura que “no podemos seguir dividiéndonos por cuestiones políticas, me preocupa mucho la polarización que estamos teniendo como sociedad“, ya que aspira a “vivir en un México en donde pueda tener una opinión política y no sea linchado, quiero un país en donde pueda dialogar y encontrar puntos de coincidencia con el que piensa distinto. El primer responsable de buscar la unidad es el Gobierno, la sociedad es corresponsable de la misma, pero tiene su ejemplo en las autoridades”.