Especial
“Estas armas autónomas están avanzando por un camino con implicaciones morales y éticas del que no hay retorno, y no se debe permitir su existencia su uso ni en combate ni de ninguna otra manera”, señaló Williams ayer en una conferencia de prensa

NUEVA YORK, EU.- Jody Williams, ganadora del premio Nobel de la Paz, está ayudando a encabezar una campaña en pro de un tratado internacional que prohiba las armas letales que pueden seleccionar sus blancos y abrir fuego sin que un ser humano lo decida.

“Estas armas autónomas están avanzando por un camino con implicaciones morales y éticas del que no hay retorno, y no se debe permitir su existencia su uso ni en combate ni de ninguna otra manera”, señaló Williams ayer en una conferencia de prensa.

La activista estadounidense por la paz dijo que la Campaña para Frenar a los Robots Asesinos, que comenzó en 2013 y ahora cuenta con el respaldo de 130 grupos en 60 países, intenta obtener respaldo de gobiernos y civiles de todo el mundo para incrementar la presión en favor de la creación de un tratado “para que no veamos propagar ni desencadenar el uso de estas armas en el mundo”.

Williams, que compartió el premio Nobel de la Paz de 1997 con la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersonales por el papel clave que desempeñó en la exitosa campaña para la creación de un tratado que prohíbe dichas minas, se reunirá con diplomáticos de la comisión de desarme de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) para dialogar sobre la campaña contra estas armas.