El Banco de México indicó que el financiamiento al sector privado sigue disminuyendo y que las condiciones de otorgamiento de crédito han empeorado. Foto: Tomada de Internet
El Banco de México indicó que el financiamiento al sector privado sigue disminuyendo y que las condiciones de otorgamiento de crédito han empeorado

El Banco de México (Banxico) indicó que el financiamiento al sector privado ha disminuido, lo cual es preocupante.

“La mayoría (de los integrantes de la Junta de Gobierno de Banxico) destacó que el financiamiento al sector privado sigue disminuyendo y que las condiciones de otorgamiento de crédito han empeorado. Algunos destacaron que el crédito a empresas sigue cayendo y que esto es preocupante”, se lee en la última minuta de política monetaria.

En el informe se destacó que el crédito al consumo en su variación anual ha caído en prácticamente todos sus segmentos, y varios de los miembros de la Junta de Gobierno indicaron que únicamente el crédito a la vivienda mostró un crecimiento positivo.

“Uno señaló que en marzo la disminución en el crédito a Pymes fue de 12 por ciento a tasa anualizada. Agregó que, según la encuesta EnBan se ha vuelto más difícil conseguir crédito de los bancos comerciales. Otro indicó que los márgenes de intermediación de las tasas a empresas continúan en niveles superiores a los anteriores a la pandemia”, dijo Banxico.

En cuanto al uso de los recursos, un miembro comentó que prevalece el dominio del financiamiento al sector público, mientras que el crédito al sector privado permanece deteriorado, a pesar de la disminución en las tasas de interés.

Créditos (Especial)

Poca confianza y cautela

Amín Vera, director de análisis económico y bursátil de BW Capital, indicó que el crédito a empresas es una de las medidas más directas al momento de intentar aproximar el nivel real de la confianza en la estabilidad macroeconómica de mediano plazo.

“A diferencia de los créditos personales o de nómina, que pueden verse influidos por una mayor competencia en el sector financiero, el crédito a empresas necesita necesariamente de un entorno macroeconómico estable”, puntualizó el experto.

Por su parte, Carlos González, director de análisis y estrategia bursátil de Monex, sostuvo que este deterioro en los créditos obedece a la cautela por la recuperación económica que se podría dar este año.

“El sector hipotecario ha traído un buen dinamismo, no parece que los bancos hayan cerrado la llave de los créditos, parece más que hay una cautela por parte de las empresas y los inversionistas sobre el desarrollo de la economía en general, y particularmente, con el tema electoral hay mayor cautela”, abundó el analista.

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve Por Más, indicó que la disminución en el otorgamiento de préstamos por parte de la banca se da por la poca claridad que tienen las empresas respecto al panorama económico de nuestro país.

“El dinamismo del crédito ha tenido cierta moderación los últimos meses, esto puede reflejar tanto una menor demanda en un entorno donde las empresas tienen menor claridad y los proyectos de inversión se pueden ver detenidos en un entorno de debilidad económica, y también la oferta incluso puede ser más cautelosa”, señaló, y en este sentido, agregó que los bancos han estado incrementando sus reservas para cubrir posibles impagos de sus acreditados.

Inflación transitoria

En la minuta de la reunión de política monetaria del 13 de mayo, la Junta de Gobierno de Banxico reiteró que las presiones inflacionarias vistas en meses recientes son transitorias, pues el nivel general de precios convergerá a su meta de 3 por ciento (+/- un punto porcentual) hacia la segunda mitad de 2022.

“Todos precisaron que la actualización de los pronósticos para las inflaciones general y subyacente muestra para el corto plazo niveles mayores a los publicados en el informe trimestral octubre-diciembre 2020, pero enfatizaron que se sigue estimando que ambas converjan a 3 por ciento a partir del segundo trimestre de 2022. La mayoría apuntó que se anticipa que las presiones observadas sobre la inflación tengan un carácter transitorio”, se lee en el documento.

Además de ello, la mayoría coincidió en que el peso se ha apreciado ligeramente frente al dólar, aunque un integrante no descartó que el tipo de cambio se podría ver presionado por episodios de volatilidad derivados de la dinámica en el mercado de bonos de largo plazo estadounidense o del proceso electoral que se llevará a cabo en nuestro país este 6 de junio.