Foto: Especial
El representante del comercio organizado de Acuña dijo que hay muchos pendientes compromisos del gobierno federal del Gobierno Federal con los comerciantes fronterizos, pues muchos de los acuerdos no se han cumplido

Acuña, Coah. - El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Acuña, Luis Ángel Urraza Dugay, expresó su preocupación por el estancamiento de la economía nacional, así como de los altos índices de inseguridad que padece el sector empresarial.

El representante del comercio organizado de Acuña dijo que hay muchos pendientes compromisos del gobierno federal del Gobierno Federal con los comerciantes fronterizos, pues muchos de los acuerdos no se han cumplido.

Considero como pendiente la reactivación económica, al margen de los temas de seguridad, sin embargo, en lo que respecta a corrupción en estos se avanza, tema en el que se está enfocando la nueva administración.

“Los problemas de inseguridad se viven de manera específica en cada parte del país y para su solución es indispensable las líneas de acción que adopten los gobiernos estatales y municipales, junto con el gobierno federal como el gran rector del rumbo que debe tomar el país”, subrayó.

En el caso del sector terciario, que representa la Concanaco, ha sido uno de los más impactados por la inseguridad ya que tiene registros de cierre de negocios y ajuste de personal, dijo.

“Por otro lado, hablar de crecer en 4 por ciento, es el mínimo que se requiere para dar empleo a más de un millón 300 mil jóvenes que se incorporan a la Población Económicamente Activa cada año, estar fuera de los niveles de pobreza extrema en el país y tener empleos mejor remunerado”, indico.

El fortalecimiento a la economía popular, lo considero como relevante para la Concananco, ya que el 80 por ciento de las empresas que representan son Mipymes, que contarán en este sexenio con el apoyo de la banca de desarrollo.

Resaltó la importancia de estas Mipymes, ya que representan el 54 por ciento de la contribución al Producto Interno Bruto (PIB) y generan el 67 por ciento de los empleos del país