Explicó que este proyecto permitirá atender el problema de desborde de aguas residuales que en ocasiones se presenta en los colectores que pasan por el arroyo Las Vacas. JOSUÉ RODRÍGUEZ
De acuerdo al reporte se invertirán 20 millones de pesos

Ciudad Acuña.- Con el objetivo de mejorar la capacidad de captación y tratamiento de aguas residuales de la Ciudad, el Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento de Acuña (SIMAS) prepara un proyecto de mejora de la Planta Tratadora, en donde se prevé una inversión de 20 millones de pesos.

El Gerente de SIMAS Acuña, José Luis Salinas Galán, dio a conocer que el proyecto que permitirá atender los requerimientos en el tratado de aguas de drenaje de la ciudad para los próximos 15 a 20 años, además de resolver la problemática actual, que se presenta cuando el sistema de bombeo disminuye su capacidad por fallas o mantenimiento.

Afirmó que es un proyecto de ingeniería que ya se está preparando, por lo que no se tomarán decisiones apuradas y sin fundamento técnico. La Planta Tratadora tiene más de dos décadas que inició operaciones, por lo que se debe considerar tanto el crecimiento que tuvo la ciudad en esos años, como los requerimientos que tendrá a futuro.

“Este es un proyecto complicado, que no se arregla con una varita mágica, ni con una decisión inmediata por parte de nosotros. La planta de tratamiento tiene 22 años de operación y se construyó con una capacidad para tratar 300 litros por segundo que SIMAS distribuía por la ciudad. Ahorita el abasto es de 800 litros por segundo, es muy grande la diferencia entre la capacidad del proyecto original y como estamos trabajando ahora”, subrayó.

Explicó que este proyecto permitirá atender el problema de desborde de aguas residuales que en ocasiones se presenta en los colectores que pasan por el arroyo Las Vacas.

“Ahorita ya no tiene esa capacidad en la Planta. Hay cuatro bombas y tienen que estar trabajando a su máxima capacidad, para poder desalojar el agua que llega a ser tratada”.

“Si una bomba se tapa, que pasa regularmente porque no tenemos la cultura de evitar tirar basura en el sistema de alcantarillado, con solo una bomba que deje de funcionar, se desborda el agua por el pozo de visita que está debajo del Puente Internacional”, indicó.

“Entonces, no puedo tomar la decisión de aumentar la capacidad de la bomba y ya. Debemos hacer un proyecto de ingeniería bien elaborado, para que nos de la capacidad que vamos a requerir en 15 o 20 años más y así no tengamos ningún problema”, agregó el titular del Sistema de Aguas.

Proyecto que implica el aumento en la capacidad de las bombas, y el cambio de trazo de una de las líneas de conducción de drenaje que requiere ser instalada en otro lugar, la cual tiene una longitud de mil 400 metros lineales.

“Estamos esperando el proyecto. Nos estamos preparando para esta inversión, que nosotros creemos que va a estar rondando en los 20 millones de pesos, porque además del cambio de bombas, va a requerir el cambio de una línea de conducción de las aguas negras, porque la que está ahorita saliendo del cárcamo, pasa justo debajo de los carriles de CAPUFE”, finalizo el directivo.