Foto: Archivo/Vanguardia
La semana entrante inicia la campaña “La incorporación de sustentabilidad dentro de la Universidad” para que, en un lapso de 3 años, que concluye el periodo de Rectoría a cargo de Salvador Hernández Vélez, se vean reflejados hasta en un 30 por ciento los consumos antes mencionados.

La Universidad Autónoma de Coahuila comenzará a disminuir su impacto ambiental negativo realizando acciones para la disminución del consumo de energía, del agua, combustible y de los recursos que se generan de las actividades de la institución.

La semana entrante inicia la campaña “La incorporación de sustentabilidad dentro de la Universidad” para que, en un lapso de 3 años, que concluye el periodo de Rectoría a cargo de Salvador Hernández Vélez, se vean reflejados hasta en un 30 por ciento los consumos antes mencionados.

Graciela Hernández, encargada de la agenda universitaria, explicó que el proyecto se basa en los cuatro ejes antes mencionados.

El plan es comenzar con la concientización de los alumnos, docentes y el personal administrativo, a través de un plan estratégico con la conformación de “promotores ambientales”.


“El objetivo es bajar el impacto ambiental en los universitarios”, mencionó al destacar que la meta cuantitativa —en los próximos tres años— es el llegar a un 30 por ciento de disminución de consumo de agua, de energía, de combustible, además que todos los recursos biodegradables se hayan cambiado y se tenga un control de los residuos, es decir los deshechos sean reutilizados, se reciclen.

Dijo que las mediciones se van a basar en las emisiones de carbono, debido a que ambientalmente se maneja la huella hídrica y de carbono.