Foto: Ulises Martínez
Las calles alrededor de las instalaciones de la Procuraduría General de la República, fueron cerradas

Un aproximado de cinco toneladas de droga es lo que se está reuniendo de los decomisos que se han llevado a cabo en todo el estado. Lo recabado deberá ser incinerado el próximo miércoles en la ciudad de Torreón.

Como parte del combate contra el narcotráfico  la Procuraduría General de la República, junto con el gobernador Rubén Moreira y el secretario de Gobierno Víctor Zamora; realizan la destrucción de lo que se ha decomisado en las diferentes ciudades del Estado.  

 

Una parte de lo incautado por las autoridades y que se ha concentrado en Saltillo, se fue ayer por la tarde a Torreón y otra parte la mandarán hoy.