Archivo
El grupo parlamentario de Morena en el Senado prepara el “último clavo al féretro que enterrará la explotación del gas shale en México”

CDMX.- El grupo parlamentario de Morena en el Senado prepara el último clavo al féretro que enterrará la posibilidad de que México explote los recursos de gas shale localizados, sobre todo, en el norte del país.

Los senadores Martí Batres y Antares Vázquez Alatorre presentarán una iniciativa para que se expida la Ley General para la Prohibición de la Fractura Hidráulica, mejor conocida como fracking, para la explotación de campos gasíferos en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro, Veracruz, Hidalgo, Puebla, Oaxaca, Tabasco y Chiapas. Es decir, buscan “prohibir la fractura hidráulica” en el país.

LEGISLADORES EXPONEN SUS MOTIVOS

En la exposición de motivos, los legisladores enumeran una serie de afectaciones por el uso de esta técnica para la extracción de hidrocarburos, entre los que destacan:

Disminución de la disponibilidad de agua para los seres humanos y ecosistemas, pues se requiere de 9 millones a 29 millones de litros para la fractura de un sólo pozo y cuando hay un desarrollo generalizado de estos proyectos “se compite por el agua para otros usuarios, poniendo en peligro la realización del derecho humano al agua”.

CONTAMINAN EL AGUA

En Estados Unidos hay  más de mil casos documentados de polución de mantos acuíferos cercanos a pozos de fractura hidráulica.

Exponen que el fracking contribuye al calentamiento global, dado que la explotación de gas shale emite gas metano que se produce por ineficiencias en la extracción, procesamiento, almacenamiento, traslado y distribución.

ENTÉRESE

Sostienen que los resultados de la explotación de gas shale en Estados Unidos plantean serias dudas en torno a su viabilidad económica, lo que cuestiona la pertinencia de que México destine recursos públicos al desarrollo e investigación para la explotación de estos bienes naturales.