Foto: Especial
El fundador de Microsoft señaló que la humanidad debe invertir millones de dólares en salud para prevenir la próxima gran pandemia y evitar estragos similares a los causados por el Covid-19

Bill Gates, fundador de Microsoft, advirtió que la humanidad debe estar lista para enfrentar a la próxima gran pandemia. A través de una carta, Gates y su esposa, Melinda, pidieron que se inviertan millones de dólares al año en salud y tecnología para evitar estragos similares a los causados por el Covid-19.

“No podemos permitirnos que nos tomen de nuevo por sorpresa”, afirmó el millonario.

El empresario señaló que con las enseñanzas que dejó el coronavirus, hay que estar conscientes de que la posibilidad de una nueva pandemia podría llegar en cualquier momento.

“La planeación de la pandemia debe tomarse tan seriamente como nos tomamos las amenazas de guerra”, aseguró Gates.

El dueño de Microsoft señaló que se estima que la pandemia de Covid-19 cueste al mundo unos 28 mil millones de dólares, por lo que es necesario hacer inversiones mayúsculas para evitar desastres en el futuro.

“El mundo necesita gastar miles de millones para ahorrar miles de millones, y de paso, para evitar millones de muertes”, añadió.

PIDE APOYO A MILLONARIOS

Gates, considerado como la tercera persona más rica del mundo, de acuerdo con la revista Forbes, instó a los países más ricos a proporcionar la mayor parte de la inversión, asegurando que a largo plazo, sus gobiernos serán los más beneficiados.

El millonario aseguró que las tecnologías de vacunación y diagnósticos futuros deberán implementarse como una alerta global que “no tenemos hoy en día a gran escala.

Con esto, según él, las epidemias podrían ser detectadas y afrontadas en etapas tempranas, lo que podría salvar vidas y a la economía.

Además, Gates abogó por la creación de un equipo de 3 mil profesionales que funjan como una especie de “bomberos de pandemias”, siempre disponibles y en alerta.

La Fundación Bill & Melinda Gates ha invertido mil 750 millones de dólares para luchar contra la pandemia de Covid-19, así como para promover y financiar proyectos de vacunación en países en desarrollo.