Foto: Especial
La banca, así como autoridades, dieron a conocer este plan que intenta mitigar los riesgos de un ciberataque.


CDMX.- El sistema financiero mexicano acordó adoptar cinco principios básicos para fortalecer la ciberseguridad y dar mayor protección a los usuarios de los bancos y sus integrantes.

El primero de ellos consiste en adoptar y mantener políticas, métodos y controles para identificar, evaluar, prevenir y mitigar los riesgos de ciberseguridad. Estos serán autorizados por los órganos de Gobierno.

El segundo principio es establecer mecanismos seguros para el intercambio de información entre los integrantes del sistema financiero y las autoridades. 

Esta información debe contener detalles sobre ataques ocurridos en tiempo real, estrategias de respuesta y nuevas amenazas, así como del resultado de investigaciones y estudios que permitan a las entidades anticipar acciones para aminorar los riesgos de ciberataques. 

La tercera propuesta es impulsar iniciativas para actualizar los marcos regulatorios y legales que den soporte y hagan converger acciones y esfuerzos de las partes, considerando las mejores prácticas y acuerdos internacionales.

El cuarto punto es colaborar en proyectos para fortalecer los controles de seguridad de los distintos componentes de la infraestructura y plataformas operativas que soportan los servicios financieros del país.

El último aspecto acordado fue el de fomentar la educación y cultura de ciberseguridad entre los usuarios y las propias instituciones. 
 
Los cinco puntos

Aplicar métodos para mitigar ciberataques
Mecanismos para intercambio de información
Impulsar iniciativas para actualizar marcos regulatorios
Fortalecer controles de seguridad
Fomentar educación y cultura en ciberseguridad