Obstáculo. El Colegio de Ingenieros ve en el transporte un freno para tener una Ciudad Inteligente.
Lo primero es solucionar el problema del transporte público porque es la columna vertebral, dijo el presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Saltillo

Para tener una Ciudad Inteligente, con una mejor movilidad, lo primero es solucionar el problema del transporte público porque es la columna vertebral, por eso es necesario aplicar un Plan Integral de Movilidad Urbana Sustentable (PIMUS), el cual ha tenido resultados positivos en otras ciudades del país y del mundo, explicó Héctor Javier Cortés Ruiz.

El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Saltillo presentará ante los candidatos del PRI, José María Fraustro; de Morena, Armando Guadiana, y del PAN, Teresa Romo, el PIMUS elaborado acorde a las necesidades de la ciudad, contemplando líneas de metrobús sobre las vialidades rápidas existente, para recorrer el área metropolitana (Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y Derramadero) en carriles confinados.

Cortés Ruiz explicó que no solo se trata de inversión, sino de voluntad política para solucionar el problema, porque el factor número uno es que estén de acuerdo las personas, y entre éstos hablamos de los ciudadanos, los concesionarios y las autoridades.

Uno de los principales conflictos es el tema económico, pero de ponerse en práctica un Programa Integral de Movilidad Urbana Sustentable, de los que ya existen otras partes del planeta, todos ganarían, ya sea con ahorro o con una mejor calidad de vida, incluso en el medio ambiente.

“Al existir menos volumen de vehículos los reglamentos de Desarrollo Urbano cambiarían en el sentido del número de cajones de estacionamiento que se exige por metros cuadrados de área construida, de tal manera que los centros comerciales al haber menos coches habría menos estacionamiento y tendrían más área de venta”, dijo.

“En el medio ambiente habría menos volumen de gases de efecto invernadero, porque el auto contribuye a las emisiones y eso acarrea problemas de salud en el sistema cardiovascular”, dijo.

CICLOVÍAS Y BANQUETAS AMPLIAS

El programa incluye que las banquetas sean más amplias en la ciudad y que existan ciclovías por toda la mancha urbana, esto redunda en movilidad sustentable, salud, ahorros, mejor medio ambiente, en fin, una serie de beneficios.

“En el aspecto social, el transporte público nos da la oportunidad de convivir con diferentes personas de estratos sociales y eso da la oportunidad de zanjar esas diferencias marcadas hasta hoy. Tener una buena relación social también contribuye a inhibir los delitos del fuero común”, dijo.

A nivel mundial, la movilidad urbana tiene una pirámide en la cual la prioridad son las personas discapacitadas, luego el peatón de cualquier edad, posteriormente está el transporte público, enseguida los taxis, después el transporte de carga y hasta el final es el vehículo particular.