El juez de control condenó a cinco años a Arnulfo y seis a Ulises Jovani. | Foto: Milenio
En junio de 2018, la Policía Federal capturó en Zapopan a los cuñados de Nemesio Oseguera Cervantes, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación

Un juez federal sentenció a los hermanos Arnulfo y Ulises Jovani González Valencia, presuntos líderes del grupo criminal de Los Cuinis, y cuñados de Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

En audiencia celebrada en el Centro de Justicia Penal Federal en Puente Grande, Jalisco, el juez de control condenó a cinco años de prisión a Arnulfo por ser penalmente responsable del delito contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio de cocaína y metanfetamina.

Mientras que a Ulises Jovani lo sentenció a seis años de prisión por delitos contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio de cocaína y metanfetamina, y por posesión de armas de fuego de uso y de cargadores para arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

En junio de 2018, elementos de la Policía Federal adscritos a la División Antidrogas capturaron a los hermanos en el fraccionamiento Parque Virreyes, en Zapopan, Jalisco.

La organización de Los Cuinis está identificada como el brazo financiero del cártel de Jalisco, la cual en su momento encabezó Abigael González Valencia, El Cuini, actualmente preso y sujeto a un proceso de extradición a Estados Unidos.

Arnulfo y Ulises son hermanos de Rosalinda González Valencia, esposa de El Mencho, quien fue detenida el 27 de mayo del año pasado y que después consiguió enfrentar su proceso en libertad.

Al momento de la captura de Arnulfo y Ulises, las autoridades les aseguraron equipos celulares, relojes, joyas, monedas metálicas y dinero en efectivo.

En uno de los inmuebles asegurados, también se encontró y aseguró material bélico como armas de fuego, cargadores y cartuchos.

La Oficina de Control de Bienes en el Extranjero (OFAC), la cual depende del Departamento del Tesoro de EU, designó a los hermanos Arnulfo, Elvis, Edgar Edén, Marisa Ivette y Noemí González Valencia, como presuntos operadores financieros y de lavar dinero a través de empresas fachadas en Jalisco y Quintana Roo.