Huyen. Grupo de policías acudió al llamado de auxilio, y aunque dieron un recorrido por el lugar, no encontraron a los agresores. Foto: Archivo
Las razones del ataque aún son un misterio, aunque podría tratarse de alguna venganza de tipo pasional, señalaron de manera extraoficial fuentes de la PGJE, quienes ya se encuentran investigando los hechos

Saltillo.- Hombres señalados como presuntos elementos de la Policía Ministerial, se presentaron durante la madrugada a un domicilio y abrieron fuego contra la fachada.

Daban las 01:00 horas cuando dos vehículos sospechosos se hicieron presentes en la colonia La Palma, trasladándose elementos de distintas corporaciones a la calle Juan Llamas lote 6 manzana 28, entre Francisco Villa y Felipe Ángeles.

Las afectadas por los daños, Julia Salazar Silva, de 35 años, y Ascención Espinoza López, de 47, relataron que fuera de su hogar se hicieron presentes una camioneta blanca, con placas EY3391 y otro coche color gris, sin dar más características.

Comentaron que las personas que iban a bordo, todos hombres, se identificaron como elementos de la Policía Ministerial y sostuvieron un altercado con las mujeres, que se encerraron y evitaron salir de casa.

Los vecinos explicaron a las autoridades que en diversas ocasiones los coches quemaron llanta y los hombres lanzaron gritos e insultos contra los habitantes del domicilio, por lo que prefirieron no salir a asomarse pensando que se trataba de riña entre pandilleros.

Poco antes de las 03:00 horas, los desconocidos se fueron, no sin antes realizar algunas detonaciones con un arma de fuego contra la fachada del domicilio, resultando Julia y Ascención ilesas del ataque.

Cuando las autoridades se hicieron presentes en el lugar, tras activar el código rojo, se inició una intensa búsqueda por las calles aledañas de los dos vehículos descritos, pero fue imposible dar con su paradero.

En el lugar se localizaron al menos cinco ojivas calibre 9 mm que estaban incrustadas en la pared de la vivienda, acordonando el área los uniformados a la espera de la llegada del Ministerio Público.