Miguel Riquelme, Gobernador de Coahuila / Foto: Sandra Gómez
En el paquete económico 2021 algunos rubros aparecen en ceros, para ser negociados, como es el de seguridad que al igual que otros, tendrán que ser rectificados

Torreón, Coahuila. -  El gabinete económico del Estado continúa analizando las consecuencias que tendrá el escaso presupuesto que le fue etiquetado a Coahuila para 2021 y en los próximos días se tendrán reuniones con los diputados federales para ver la posibilidad de que se pueda modificar.

En la rueda de prensa que ofreció el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, dijo que dentro del paquete económico algunos rubros aparecen en ceros, para ser negociados, como es el de seguridad que al igual que otros, tendrán que ser rectificados.

Lo más importante de las negociaciones es el Fondo de Estabilización, de donde se derivan las participaciones estatales y a los municipios, que según la información que tiene la Secretaría de Finanzas del Estado, puede ser cubierto hasta el mes de enero.

Lo que se observa para el próximo año es una crisis, por lo que desde ahora Coahuila está buscando opciones para poder sacar adelante los proyectos, no frenar los compromisos con los municipios y tener un manejo responsable de las finanzas.

No obstante, se seguirá luchando por un presupuesto justo, se ejercerá presión de distintas maneras y dentro de la Alianza Federalista de Gobernadores se buscarán las rutas a seguir, incluyendo la jurídica y la política.

Apenas se están dando los primeros acercamientos, todas las entidades federativas están siguiendo los caminos correctos, tratando de reunirse primero con la Secretaría de Hacienda y analizar los puntos afectados por el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El tema del agua que aparece en el presupuesto para La Laguna, deja fuera todo lo demás y mejor lo debieran meter en carreteras o en los proyectos prioritarios para Coahuila, consideró.  

PANDEMIA

Lo que ahora se busca que es que a través del diálogo se pueda recuperar algo de lo que no contempla el presupuesto federal y que es imprescindible para nuestra entidad.

El 2021 será un año muy difícil, de mucha incertidumbre, porque nadie sabe lo que va a ocurrir en las siguientes faces de la pandemia, y aunque se ha anunciado la vacuna, transcurrirá un proceso largo para no tener más contagios y en consecuencia lamentables decesos.

Por ello, el presupuesto tendría que contemplar una cantidad extraordinaria para salud y educación, la basificación de los trabajadores es un compromiso que todavía no se cumple en Coahuila y no se ve el apoyo para tratar de retener a nuestros médicos con mejores condiciones salariales y un trato justo por todo el esfuerzo realizado.

La reactivación económica en estos momentos tiene un costo, pero el año entrante será mayor, lo que no se recuperó de manera natural de nuestra economía, va a necesitar un impulso y no se ve cómo, porque no se le han inyectado recursos a la pequeña y mediana empresa.

Hay muchos rubros que se tienen que discutir y analizar, para lo cual en los próximos días se irán desglosando cuáles son las carencias que generan consecuencias en la economía por la proyección del Presupuesto de Egresos, ya que la gente tiene que saber en qué se ve afectada.

En la reunión del Subcomité de Salud Región Laguna, Riquelme Solís, resaltó que Coahuila requiere más de 100 millones de pesos para levantar la infraestructura de Coahuila.

Todo eso se tiene que considerar para el retorno del ciclo escolar, gastos que requiere el Estado y los municipios para reactivar la economía y el ciclo escolar, actividades deportivas y turismo.

Si antes de la pandemia se requerían muchos recursos para reactivar el turismo, ahora que se tiene un porcentaje mínimo de ocupación en fechas relevantes, es evidente que se necesitan muchos recursos para la reapertura de no solo del turismo, sino de cultura, educación y deporte, todo lo que ha disminuido la pandemia y en algunos casos acabados.

Definitivamente el presupuesto para Coahuila tiene que ser reajustado de manera responsable.    

Sandra Gómez

Nací en la ciudad de Torreón. Estudié Comunicación en el Instituto Superior de Ciencia y Tecnología (ISCyTAC), y maestría en Publicidad y Mercadotecnia en la Universidad Iberoamericana (UIA) Plantel Laguna.
Soy hija de Don Alonso Gómez Uranga, (Q.E.P.D), adicta al trabajo y singularizada por la modestia con la que revisto mi vida.
Inicié mi carrera periodística bajo la dirección de mi padre, uno de los periodistas más reconocidos que haya dado la Comarca Lagunera y he acumulado más de 30 años en el oficio de la información.
Para la televisión y la radio he colaborado en medios como Televisa y la Organización Impulsora de Radio (OIR).
Lo cierto es que a mí me gusta mucho investigar noticias, seguir los datos para conocer la verdad, hablar con los contactos personales, consultar artículos, realizar búsquedas y hacer entrevistas cara a cara, por teléfono o correo electrónico, como se pueda. 
Desde hace 12 años colaboro como corresponsal en Torreón en el periódico Vanguardia.