Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro
Asegura que las reservas de crudo serán más altas al finalizar su sexenio que en el momento en el que entró la 4T; objetivo, la autosuficiencia de recursos renovables y no renovables, dice

El gobierno de la República tomó la decisión de no vender petróleo crudo al finalizar el presente sexenio, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador al pronosticar que las reservas de petróleo serán más altas que las que recibió la actual administración federal.

Al rechazar que se haya registrado una caída en la producción de petróleo en el primer semestre de este año, el presidente López Obrador aclaró que la estrategia de su gobierno no consiste en extraer y extraer el combustible para luego venderlo.

Se busca, aclaró en Palacio Nacional, alcanzar la autosuficiencia en cuanto a combustibles y hacer un uso racional de los recursos no renovables.

"Vamos a tener petróleo de más que lo habíamos proyectado y ya tomamos la decisión de no vender petróleo crudo a finales del gobierno, de que toda la producción la vamos a procesar en nuestro país y que no va haber una sobrexplotación de crudo porque queremos dejar reservas de crudo a las futuras generaciones, no vamos a sobreexplotar el petróleo, se va  cuidar como nunca, es decir, vamos a procurar dejar más reservas que las que recibimos" ofreció el mandatario.

Recalcó que el objetivo específico es la autosuficiencia en diésel así como la producción de gasolinas para consumo interno y que se ha establecido como límite de producción de combustibles la extracción de hasta 2 millones 400 mil barriles por día.

"Desde luego, alentar las fuentes de energía renovables, pero de verdad, no los negocios chuecos de las eólicas subsidiadas, estamos pensando rehabilitar las hidroeléctricas, que es energía limpia, renovable y de bajo costo y tenemos las grandes presas, tenemos a infraestructura", detalló el presidente al señalar que ese es el plan hacia adelante en materia energética en su gobierno.