ESPECIAL
Advirtió que "este tipo de políticas energéticas nacionalistas a favor de la CFE podrían estar violando el capítulo de Empresas Propiedad del Estado y Monopolios Designados contenido en el T-MEC"

México.- BBVA predijo este martes un posible "caudal de demandas" contra empresas en territorio mexicano tras la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden porque sería más estricto con el cumplimiento del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

"Las nuevas disposiciones laborales podrían traer un caudal de demandas laborales en contra de empresas operando en México. El relativo activismo de la administración de Biden con respecto a castigar el incumplimiento de estas nuevas disposiciones jugará un papel clave", indica un análisis.

El reporte se publica en la víspera de que Biden asuma la presidencia de Estados Unidos y reemplace a Donald Trump, quien culpó a México durante su gestión de "robarse" los empleos manufactureros estadounidenses.

Por ello, Trump impulsó sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con el nuevo T-MEC, en vigor desde el 1 de julio pasado.

Sin embargo, el análisis económico de BBVA advirtió que el mandatario demócrata podría ser más riguroso en la aplicación de las normas contenidas en el tratado comercial, que exige salarios más altos, libertad sindical y más derechos laborales para los mexicanos.

"La relación económica entre México y Estados Unidos dependerá fundamentalmente de la flexibilidad que demuestre el gobierno de Biden en el cumplimiento de disposiciones comerciales, laborales y ambientales que han sido suscritas en el T-MEC", sostuvo el banco.

En particular, BBVA destacó la nueva política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien favorece las energías fósiles de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dos empresas del Estado.

La institución bancaria consideró que Biden "podría velar" por un cumplimiento más estricto del Acuerdo de Cooperación Ambiental en el T-MEC.

Asimismo, señaló que la Administración del demócrata podría defender inversiones estadounidenses afectadas por políticas mexicanas como la cancelación de las subastas de electricidad, el cambio en los Certificados de Energías Limpias (CEL) y mayores tarifas para conectarse a la red de transmisión.

BBVA advirtió que "este tipo de políticas energéticas nacionalistas a favor de la CFE podrían estar violando el capítulo de Empresas Propiedad del Estado y Monopolios Designados contenido en el T-MEC".

Por ello, añadió, "un activismo de la administración de Biden en apoyo a empresas estadounidenses afectadas podría ayudar a empezar a revertir este tipo de políticas".

Como otro punto de atención, enunció las nuevas reglas del T-MEC sobre la industria automotriz, que ahora deben alcanzar un contenido regional de 75 % en vehículos ligeros en 2023 y de 75 % para vehículos pesados en 2027.

"Una mayor flexibilidad por parte de la nueva administración estadounidense en la aplicación de estas nuevas regulaciones permitirá que continúe la producción eficiente de la industria automotriz en la región de Norteamérica", apunta el informe.