Archivo
2.86 por ciento es la estimación de BofA al finalizar el año

CDMX.- El primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador va a presentar la segunda menor inflación en la historia del país gracias al Banco de México (Banxico), coinciden analistas del sector privado.

Desde hace un cuarto de siglo, el banco central tiene como mandato constitucional procurar la estabilidad de precios o una inflación baja en México, aunque la institución no se ha salvado de diversas críticas del presidente por la conducción de su política monetaria.

Bajo la administración de Agustín Carstens, Banxico alcanzó la estabilidad de precios por primera vez en 2015, cuyo logro se coronó con una inflación de 2.13% al final de ese año, la más baja que se ha registrado en la historia del país.

Cuatro años más tarde, con Alejandro Díaz de León al frente del banco central, analistas consultados por CitiBanamex creen que la inflación va a finalizar 2019 en 3.30%, previsión que de confirmarse, será la segunda alza de precios más moderada en la historia.

El estadounidense Bank of America es la institución más optimista de las 25 que encuestó CitiBanamex esta semana, al estimar una inflación de 2.86% a fines de año.

Le sigue BBVA, el banco privado más grande del país, cuyo pronóstico se sitúa en 2.90%, continuando con Pro Asset Management que vaticina una inflación de 2.93%.

Los dos principales bancos de Suiza, UBS y Credit Suisse, coinciden en que la inflación en México terminará el año en 3%, justo en la meta explícita de Banxico.

El propio CitiBanamex cree que la inflación cerrará en 3.18%; Banorte anticipa un nivel de 3.30%; Santander de 3.40%, y Scotiabank se mantiene como el participante más pesimista del mercado, al proyectar una variación de 3.65% al culminar este año.