Afectaciones. Principalmente las lluvias tendrían un declive. ESPECIAL
1.5°C habrá aumentado para 2024 la temperatura global promedio en comparación con 1900

WASHINGTON, EU.- El calentamiento global podría repentinamente anular el sistema de corrientes del Atlántico, causando cambios abruptos en los monzones y la reducción de la precipitación pluvial en el hemisferio norte, según un artículo que publicó ayer la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

El sistema de corrientes, conocido como de Circulación Meridional de Vuelco (retorno) del Atlántico (AMOC, por sus siglas en inglés), redistribuye el calor de las regiones ecuatoriales hacia el hemisferio norte y se aproxima, junto con otros subsistemas climáticos, a un punto de inflexión, según los científicos del Instituto Niels Bohr en la Universidad de Copenhague (Dinamarca).

El artículo indicó que entre los científicos que estudian el clima hay una preocupación creciente porque varios subsistemas climáticos puedan suspender su actividad irreversible y abruptamente si los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera pasan umbrales todavía no determinados.

Estos subsistemas incluyen los mantos de hielo en la Antártida y Groenlandia, las junglas húmedas de la Amazonía, los monzones de Asia y Australia, el manto de hielo del Ártico y el AMOC.

Los cambios podrían alterar de manera drástica las condiciones para la agricultura, la biodiversidad y la economía en vastas partes del mundo.