Señala que aunque los gobernadores priístas dieron su apoyo a Manlio Fabio Beltrones, él decidio hacerse a un lado

Con información de Antonio Ruiz / Édgar Moncada /Alejandro Montenegro

El  PRI tiene que modificar sus procedimientos, la inclusión de la sociedad civil, consideró Alejandro Gutiérrez Gutiérrez. 

El secretario adjunto del  CEN del PRI agregó que sin duda que las derrotas que sufrieron los siete candidatos del PRI a las gubernaturas infuyeron para que Manlio Fabio Beltrtones dejara la dirigencia nacional del tricolor,   “pero esto no quiere decir que asumamos la plena responsabilidad de los resultados de las elecciones del 5 de junio pasado, porque son muchos los factores.

“Además al dejar la presidencia del CEN del PRI, Beltrones fue una desición que consideró, reflexionó y tomó, yo le comenté que cualquier desición que tomase yo lo acompañaría.

“Asimismo es una reflexión, lo que no quiere decir que nos vayamos al margen de la discución de política, al contrario desde afuera vamos a trabajar para impulsar nuevas ideas y formas al interior del PRI.

“Y es un tema que él lo conversó con el presidente Enrique Peña Nieto, y bueno se tomó la decisión de dejar la dirigencia nacional del Revolucionario Institucional”, expresó.

Gutiérrez Gutiérrez dijo que hubo  una expresión de todos los gobernadores de los estados priístas solicitándole a Fabio Beltrones que se manuviera al frente del tricolor.

“Pero queda claro es que el PRI tiene que modificar sus procedimientos, la inclusión de la sociedad civil.

“Entonces tiene que  haber una activa participación de las bases, pero es indispensable salir que con esas bases y el trabajo que lleven a cabo las dirigencias salgan a convencer a los ciudadanos de nuestro proyecto de gobierno y político, en el PRI y de quien sea el candidato. Pero partimos de la base de lo que aconteció en las elecciones del 5 de junio pasado, genera reflexiones”, concluyó.

Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.

El exdirigente del PRI en Coahuila, David Aguillón, señaló que la salida de Beltrones no impactará en la fuerza del PRI y que, por el contrario, representa la oportunidad para un líder con nuevas ideas. 

Aguillón aseguró que, después de los resultados en las pasadas elecciones en las que el PAN les arrebató siete gubernaturas, el PRI se encuentra en una etapa de reflexión y en análisis del contexto nacional, lo que llevó a Beltrones a hacerse a un lado. 

“Esto habla de la grandeza de los políticos, de los cuadros del PRI, un partido en etapa de reflexión y el presidente fue claro, prefirió dar un paso a un lado para una nueva dirigencia y estaremos atentos a los próximos días. Seguimos siendo la mayor fuerza política del país”, comentó. 

Sobre la alternancia a la que han hecho referencia otros partidos políticos de cara al proceso electoral del 2017 en Coahuila, Aguillón dijo que sólo se dará en los municipios que son gobernados por partidos distintos al PRI. Se comprometió a que Saltillo volverá a cambiar de poder. 

VEN HACIA EL 2018
Para el dirigente del Partido Acción Nacional en Coahuila, Bernardo González Morales, la renuncia del líder priísta no es más que el resquebrajamiento del sistema, sin embargo señaló que lo preocupante es la situación por la que atraviesa el país. 

“Vemos cómo se está deshaciendo el sistema, por algo se distinguió Manlio es por las prácticas a veces sucias en temas electorales, y ahora vemos cómo hay un resquebrajamiento dentro del sistema”, expresó el dirigente albiazul en la entidad. 

Agregó que el organismo que representa es respetuoso de las decisiones que se toman al interior de otros entes políticos, sin embargo consideró que el actual Gobierno Federal ha dado mucho que desear en cuanto a resultados y bienestar para los mexicanos.

Archivo

González Morales asegura que en Coahuila se da un reflejo de lo que pasa a nivel nacional, por lo que auguró que en las elecciones locales del 2018 se verán las consecuencias de las acciones tomadas por los gobierno priístas en los estados.  

“Con Manlio o sin Manlio, finalmente eso es cuestión de la vida interna de los partidos. Aquí lo importante es que gobiernos de los estados que se han distinguido por la corrupción, por los malos gobiernos como es el caso de Coahuila, independientemente de quién esté al frente del PRI. Nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo”,  declaró el entrevistado.

Por su parte, el coordinador de los diputados locales del Partido Acción Nacional, Jesús de León Tello, señaló que la gestión de Manlio Fabio Beltrones al frente del PRI estuvo protagonizada por descalificaciones y una confrontación negativa, por lo que pidió que el nuevo dirigente eleve la categoría del debate entre partidos.

“La tónica que imprimió Beltrones fue de descalificaciones, el mismo Secretario de Gobernación dijo que el último proceso electoral fue el más despiadado por la filtración de llamadas y calumnias del PRI y esa tónica fue muy dañina, ahí están los resultados”, dijo.