Foto: Archivo
Las bancadas del PRD y PAN en el Senado dijeron que sólo con una elección de Estado, apoyada en la corrupción, el PRI podrá ganar en las elecciones de 2017 y 2018

Ciudad de México.- Las bancadas del PRD y PAN en el Senado advirtieron que el PRI solo ganará las elecciones de 2017 y 2018 si echa a andar una elección de Estado y apoyado de corrupción, porque la mala administración del presidente Enrique Peña Nieto tiene a los priistas prácticamente en el caño.

En ese sentido, los coordinadores Miguel Barbosa y Fernando Herrera descalificaron el discurso presidencial de Peña Nieto en el aniversario del PRI, al señalar que en estos momentos de unidad que requiere el país debe comportarse como jefe de Estado y no de partido, por lo que le exigieron sujetar a los gobernadores priistas y estructuras de gobierno a la ley.

En entrevista, Barbosa Huerta dijo que el discurso ante la militancia priista advierte la posibilidad de una elección de Estado, no solo en los comicios federales e 2018, sino en los locales de este año en Veracruz, Nayarit, Coahuila y el Estado de México, pese a lo cual no tendrá carros completos como presumió.

"Yo debo decir que el que habló fue un priista, no el presidente de México, que tiene 6% de aceptación. Entonces como priista puede entenderse su optimismo expresado con frases en un festejo de su partido, donde la formas tradicionales del PRI, de hablar apartándose de la verdad, mintiéndose entre ellos es una tradición".

Consideró que ese discurso no abonó nada al PRI y, al contrario, la gestión presidencial le va a pegar porque la gente no olvida el gasolinazo impuesto y un gobierno ausente en la crisis actual.

De acuerdo al legislador, el PRI ya está en el caño y si llegara a ganar en el Estado de México "que no es así porque ahí la definición está entre Josefina Vázquez Mota y Delfina", eso no implica que vaya a ganar los comicios de 2018.

Pero si pierde el PRI, "ahí sí todo al caño. El PRI sí se está jugando su destino en el Estado de México, porque si pierde se va al caño totalmente, como ya está en este momento".

De su parte, el coordinador Herrera Ávila aseveró que en Acción Nacional no subestiman al PRI-Gobierno.

"Sabemos de su capacidad corruptora, del desaseo de sus procedimientos político-electorales y de su proclividad a manchar la competencia con campañas negativas", alertó, tras advertir que Acción Nacional va a exigir al Ejecutivo federal sujetar las estructuras de la administración pública federal y gobernadores a la ley.

Mencionó que en particular a las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y a los gobernadores miembros del PRI, para que se abstengan de utilizar los recursos públicos y los programas sociales a favor de sus candidatos, así como de violentar las normas democráticas y los topes de gastos de campaña.

"Llama la atención, agregó, que el PRI-Gobierno diga, por un lado, que asume el costo de sus errores y, por otro, proclame, anticipadamente, triunfos electorales para este año y el 2018, lo cual puede presagiar sólo la intención gubernamental de querer carro completo, atizando una elección de Estado", señaló el líder blanquiazul.

El legislador por Aguascalientes observó en la reciente crítica que el PRI-Gobierno hizo a la oposición, un discurso desesperado ante el evidente rechazo que va sumando entre la población, tal y como lo muestran diversas encuestas que colocan a partido oficial lejos de las preferencias electorales y a la administración federal, con los peores índices de calificación de los años recientes.

"Los senadores del PAN hemos asegurado que hay un desfallecimiento del Gobierno, ante hechos inobjetables, como el aumento de la corrupción, de la inseguridad, de los homicidios dolosos y del crimen organizado, que socavan el Estado de Derecho y a las instituciones", puntualizó.

Asimismo, advirtió que sería un crimen "de lesa patria" que en tan delicados momentos para México, las prácticas de abuso del poder con fines electorales, atenten contra la disposición solidaria de las fuerzas políticas.