Claudia Ruiz dijo que la próxima semana presentarán ante el INE la solicitud para que apoye en la organización de la elección interna que será abierta a los militantes. Quienes han manifestado su intensión de contender son Alejandro Moreno, Ivonne Ortega, José Narro, Ulises Ruiz, José Ramón Martell y Lorena Piñón­.

CIUDAD DE MÉXICO.- El PRI realizará la elección para renovar su dirigencia nacional en la segunda quincena de julio y hasta el momento tiene identificados a seis aspirantes para relevar a Claudia Ruiz Massieu en el cargo: Alejandro Moreno, Ivonne Ortega, José Narro, Ulises Ruiz, José Ramón Martell y Lorena Piñón­.

La presidenta nacional del tricolor dio a conocer que la próxima semana presentarán ante el Instituto Nacional Electoral (INE) la solicitud para que apoye al partido en la organización de la elección interna, la cual será abierta a los militantes.

En reunión con representantes de los medios de comunicación, Ruiz Massieu explicó que una vez que avancen con los detalles técnicos y operativos con el INE, en las próximas semanas emitirán la convocatoria del proceso interno, para que ésta cumpla con todos los requisitos que establezca la autoridad electoral y con las necesidades del partido.

“Queremos que sea el INE por la experiencia que ya tiene, por su capacidad y porque también puede dar un altísimo grado de certidumbre a todo el partido. Podríamos hacerlo nosotros, sin duda, si el INE decide que no puede por estar comprometido con las otras elecciones, esperemos que no sea así, entonces buscaríamos que el partido lo pueda hacer”, comentó.

La también senadora refirió que hasta el momento han dialogado con los seis aspirantes que abiertamente han manifestado su interés en contender por la dirigencia priista para comenzar a trazar las reglas mínimas de la contienda y dar certidumbre a todos de que habrá piso parejo.

Al respecto, subrayó que esas reglas incluirán que se garantice el respeto entre los aspirantes y hacia el propio partido.

“Todos comparten que este proceso sea uno que no genere la división del partido y que le permita salir fortalecido para que la nueva dirigencia tenga legitimidad, respaldo y la fuerza que le permita seguir avanzando en la renovación, construcción y fortaleza del partido que le permita tener un buen desempeño en 2021”, comentó.

Cuestionada sobre el perfil que debe tener el próximo presidente del partido, Ruiz Massieu comentó que debe ser alguien que “tenga identidad con el partido, trayectoria de partido y de servicio público, credibilidad, confiabilidad, respetabilidad, que a los priistas nos ayude a trazar el camino de renovación de los siguientes años, a adaptarnos no sólo a las circunstancias sino a las exigencias de la propia militancia y de la ciudadanía, y que nos prestigie, porque el partido debe recuperar esa estatura ante la ciudadanía”.