Archivo
Para que eso ocurriera se necesitarían cambios constitucionales

La amenaza del fin de la seguridad social circula de nuevo en redes sociales a través de un audio en el que se afirma que “todos (los tratamientos) tendrán un costo, aunque seas asegurado o pensionado”. 

En el audio, una persona dice que “el IMSS, el ISSSTE y Secretaría de Salud se convertirán en un solo seguro universal”, en el que “las enfermedades cronodegenerativas saldrán del cuadro de cobertura”.

Nada de lo que se afirma en la cadena es cierto: la seguridad social no se convertirá en un solo seguro universal, no se acabará el fin de la cobertura para tratamientos de enfermedades crónicas o degenerativas, y el sistema de seguridad social tampoco está en quiebra, como se señala. 

Sofía Granados, directora de Información de la Secretaría de Salud también desmintió la información: “Es una información falsa. Para que eso ocurra, primero tendría que haber cambios en la Constitución, la Ley General de Salud y los reglamentos sanitarios correspondientes, señaló.

La Sociedad Mexicana de Salud Pública, una asociación en favor de la prevención, coincide en que la cobertura de servicios de salud no está en duda: “Los cuadros básicos de medicamentos y de atención que el sector salud da a la población son de carácter constitucional, son públicos y no se pueden cambiar por decreto”, advierten. 

El IMSS también desmintió la información, el 27 de marzo pasado, publicó un video en Twitter en contra del nuevo rumor: “#QueNoTeEngañen Son FALSAS las versiones que circulan en redes sociales y whatsapp sobre la privatización de @Tu_IMSS”. 

La cadena no es nueva y circula en redes sociales con distintas versiones desde hace tres años. De hecho, el IMSS ha desmentido la información sobre su privatización al menos una decena de veces. En 2015, el esa institución desmintió la privatización del seguro social y afirmó que seguiría cubriendo el tratamiento para todas las enfermedades. En esa ocasión, la Comisión de Salud acordó que la Secretaría de Salud, el IMSS y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) debían desmentir los “rumores” para contrarrestar la desinformación.

Cuentas saludables 
En el audio se explica que el recorte en la cobertura se debe a que “la seguridad social está en quiebra, por supuesto debido al saqueo que han hecho los dirigentes (...) Más vale que empieces a ahorrar, porque toda la medicina gratis se va a acabar”. 

Pero en 2017, las entidades de control presupuestario directo de seguridad social reportaron un excedente de 11 mil 884 millones de pesos; es decir, de los 515 mil millones que les asignaron, gastaron 503. También en 2016 el ingreso de las dependencias de seguridad social fue cuatro mil millones de pesos superior a sus gastos.

También se ha difundido una tabla con supuestos precios que los derechohabientes del IMSS tendrían que pagar por los servicios, pero la información de las tarifas corresponde al costo de los servicios para quienes no forman parte del sistema, como publicó el Diario Oficial de la Federación en noviembre de 2017.