Especial

Hola, le cuento lo que me pasa en estos últimos meses. Afortunadamente tengo la alternativa de trabajar en casa, pero tiendo a sacarle la vuelta a las cosas. Sí, prendo mi computadora, pero me distraigo viendo cosas en internet, leo las noticias, me quedo viendo el facebook y así al final me pongo a sacar los pendientes que tengo en cuestión laboral, pero como lo dejo al último traigo mi horario fatal. Me puede sugerir algo. Gracias de antemano

Procastinadora

 

Estimado Procastinadora:

La pandemia sí cambió el uso de espacios en casa, a lo mejor en tu sala acondicionaste un lugar para trabajar y además ahí te interrumpen de manera recurrente y eso también incide a la hora de aplazar tus obligaciones. Sobre todo, cuando estás sometida al estrés de una situación abrumadora como la que se ha apoderado de nuestra realidad.

Por ejemplo, si te pones a organizar un clóset en lugar de hacer los pendientes, puede provocar que la jornada se extienda fácilmente hasta bien entrada la noche, cuando se podía haber resuelto mucho antes. Además, toda esta distensión se asocia a una angustia por faltar al deber.

Prioriza y mantén un orden. Escribe un cuaderno las cosas que debas hacer y enuméralas en orden de importancia, que deberás respetar al día siguiente. Esto te servirá para ponerte a hacer cualquier otra cosa.

apartado500v@gmail.com