Especial
Seguimos produciendo y consumiendo plásticos y desechables, opinó el investigador en temas de medio ambiente, Francisco Valdés Perezgasga

Desde el 16 de enero ya no se podrá usar bolsas de plástico en tiendas y supermercados de Coahuila, pero esta medida llega tarde y es solo un gesto, pues no representa un impacto tan grande porque seguimos produciendo y consumiendo plásticos y desechables, opinó el investigador en temas de medio ambiente, Francisco Valdés Perezgasga.

“Quitar las bolsas de plástico, yo lo veo como un gesto realmente, el beneficio no es tan grande que digamos. Por decirlo de una manera: demasiado poco, demasiado tarde”, dijo el especialista, quien ha ganado el Premio Ambiental Coahuila.

Para tener un mayor impacto en beneficio del medio ambiente, lo que hay que frenar es la producción y consumo de plásticos de un solo uso, como los envases de leche, refresco, entre otros productos, así como platos y vasos desechables, y también las mismas bolsas.

Recordó la llamada “hora del planeta” en el que la gente apagaba la luz de sus casas durante una hora: “Son gestos, pero resolver el problema en el que estamos metidos va a requerir muchísimo más que gestos”.

El 17 de diciembre de 2018, el Congreso de Coahuila aprobó una reforma en la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente del Estado, para restringir la venta y facilitación de bolsas de plástico a partir del 16 de enero de 2020. Mientras que las bolsas plásticas biodegradables podrán ser utilizadas durante ocho meses más; es decir, hasta el 16 de septiembre de este año.

 

MENOS AUTOS, MÁS BICIS

De acuerdo con la secretaria de Medio Ambiente del estado, Eglantina Canales, los vehículos automotores de Coahuila son responsables prácticamente de la mitad de la contaminación del aire, por eso es necesario dejar de usar los automóviles.

“Debemos de pugnar porque la gente ya no use tanto el coche. ¿Cómo se puede hacer eso? Poniendo infraestructura ciclista para que la gente se sienta segura y use más la bicicleta para transportarse”, dijo el investigador Francisco Valdés Perezgasga, quien también es miembro fundador del colectivo de ciclismo urbano Ruedas del Desierto.

Otro incentivo para dejar el automóvil es tener un transporte público eficiente, con rutas y horarios bien establecidos, aseveró.