Especial
También se proyecta aumentar los castigos para los ciudadanos que manejen alcoholizados con multas de hasta 61 mil pesos en la mayoría de los municipios y 92 mil pesos en la frontera

Los choferes del transporte público que conduzcan en estado de ebriedad podrían alcanzar sanciones de hasta 371 mil pesos y dos años de cárcel en Coahuila, según una propuesta de reforma al Código Penal.

También se proyecta aumentar los castigos para los ciudadanos que manejen alcoholizados con multas de hasta 61 mil pesos en la mayoría de los municipios y 92 mil pesos en la frontera.

El diputado local del PAN, Gerardo Aguado Gómez, propuso reformar el Código Penal del Estado para modificar las penas por conducir en estado de ebriedad o bajo la influencia de narcóticos y que esos castigos se apliquen cuando la falta se cometa por segunda vez.

 

 

 

 

 

Para los ciudadanos, el legislador propone que al ser detenidos por segunda vez por conducir ebrios se imponga prisión de uno a tres meses y de 250 a 500 días de multa, que con el salario mínimo que regirá en 2020 (123 pesos), la sanción podría ser de 30 mil a 61 mil pesos en la mayoría de los municipios.

Debido a que en los municipios fronterizos, como Piedras Negras y Acuña, el salario mínimo diario es mayor (185 pesos en el 2020) la multa se elevaría entre los 46 mil 390 y los 92 mil 780 pesos.

Para los choferes del transporte público, la sanción sería de seis meses a dos años de prisión y de mil a 2 mil días de multa, además de la suspensión del derecho de conducir por un periodo de uno a tres años, aun cuando la falta sea por primera vez.