La marcha de éste domingo fue convocada a lo largo de la semana mediante redes sociales. Foto: Vanguardia/Aracely Chantaka
Los inconformes clamaron justicia para Leslie Rubí, privada de su libertad en calles del sector San Bernabé y cuyo cuerpo fue descubierto días después en una vivienda abandonada.

Monterrey, Nuevo León.- Decenas de ciudadanos indignados por la inseguridad que se vive en Nuevo León y el reciente secuestro y homicidio de una joven de 17 años demandaron justicia a las autoridades de Nuevo León con una marcha.

Los inconformes clamaron justicia para Leslie Rubí, privada de su libertad en calles del sector San Bernabé y cuyo cuerpo fue descubierto días después en una vivienda abandonada.

Ciudadanos e integrantes de Organizaciones No Gubernamentales participaron en la movilización que comenzó en el cruce de Ocampo y Zaragoza para luego dirigirse al Congreso local y a Palacio de Justicia.

En entrevista, Pedro Alejo Rodríguez, integrante de Ciudadano Empoderado, acusó al gobierno estatal de ser indolente e inepto ante la situación de inseguridad que se está viviendo.

“Queremos que nuestras hijas y nuestros hijos no sean secuestrados con intereses de carácter de esclavitud sexual o para pedir dinero. Hay una total indolencia, una ineptitud por parte del gobierno del estado”,  manifestó.

El activista indicó que si las personas son raptadas y los secuestradores no piden rescate no son considerados secuestros y la Unidad Anti Secuestros, de la Procuraduría  estatal no entra en operaciones.

“Dejan en limbo jurídico, en un  vacío jurídico a las víctimas de estos delitos”, aseguró.

La manifestación no fue tan nutrida como se esperaba, sin embargo causaron la reacción de los automovilistas que les expresaron su apoyo con los 
sonidos de los claxon.

Ellos llevaban pancartas que decían “No más feminicidios”, “Justicia!” y “No más Inseguridad”.

En su camino exigieron a la autoridad justicia por cada uno de los desaparecidos en Nuevo León. Además de un freno a los secuestros y secuestros exprés.

Mencionaron que el caso de Leslie Rubí es solo uno de los que se ha presentado en la entidad. Incluso mencionaron el reciente intento de secuestro de un joven de 13 años en Linares, el cual fue rescatado por las autoridades cuando lo llevaban sus plagiarios a bordo de un carro por la carretera Nacional.
Uno de los integrantes de la marcha demandó al gobernador Jaime Rodríguez Calderón que ya se ponga a velar por la ciudadanía y que se deje de tantos viajes.

Además lo acusó de que tiene aspiraciones presidenciales cuando no ha podido ni solucionar los problemas en la entidad.