Los conductores señalaron que seguirán presionando para acabar con lo que, insistieron es un trato injusto para ellos y para sus familias. JOSÉ REYES
Denuncian que están siendo "cazados" por elementos viales de la ciudad

Al considerar que están siendo “cazados” por los elementos de vialidad de Ramos Arizpe, conductores de la aplicación InDriver se plantaron en la plaza principal del municipio para exigir se detengan los operativos en su contra.

Unos 15 choferes de esta aplicación se presentaron frente a la Presidencia Municipal, algunos de ellos con los pagos de las multas que les han hecho y que han tenido que liquidar.

Los afectados señalaron que no piden que se les trate bien, sino simplemente que no se les satanice y que el trato sea justo.

Opinaron que se ha señalado que la aplicación es ilegal, pero que nadie les ha explicado la razón de esto o les que demostrado con alguna documentación oficial en la que se señale que estén operando en la ilegalidad.

Los conductores señalaron que seguirán presionando para acabar con lo que, insistieron es un trato injusto para ellos y para sus familias, pues con su trabajo obtienen para el sustento diario de sus esposas e hijos.

Quienes laboran con este tipo de aplicaciones, han sido “cazados” también en Saltillo, pues el 24 de octubre pasado, en pleno Día del Taxista, un grupo de choferes de la compañía Taxi Seguro hizo justicia por propia mano y montó un operativo para detener a conductores y coches de las llamadas aplicaciones, que operan, dijeron, ilegalmente en la ciudad.

Esto, advirtieron, ante la incompetencia de las autoridades para hacer cumplir la Ley de Transporte y Movilidad del Estado de Coahuila.

Ese día, unos 10 taxistas se apostaron, con todo y sus vehículos, en las inmediaciones de Paseo de la Reforma frente al Distribuidor Vial El Sarape, para “cazar” a posibles operadores de Uber, Didi e InDriver, que estuvieran ofreciendo el servicio de transporte público de pasajeros sin contar con sus requisitos.