Foto: Vanguardia/Jetza Múzquiz
Aseguran que es un riesgo a mediano y larga plazo por las microondas que puedan emitir los generadores de alto voltaje

Alrededor de las 11:00 de la mañana, vecinos del barrio La Herradura, en La Aurora, se plantaron delante de una obra a cuya construcción se oponen por considerar que representa un riesgo para la salud.

Los habitantes de la calle Raúl de la Peña acusan que los encargados de la obra, cuyos trabajos arrancaron en noviembre pasado, jamás consultaron con ellos para la realización de la edificación, asegurando que es un riesgo a mediano y larga plazo por las microondas que puedan emitir los generadores de alto voltaje.

Aundado a eso, comentaron que nunca se les dijo qué fin tiene lo que se está construyendo, pues en primera estancia les dijeron que eran oficinas, pero después les cambiaron la versión a que sería una repetidora de fibra óptica, afirmando que nunca ha existido transparencia.

Foto: Vanguardia/Jetza Múzquiz

Por su parte, los representantes de la constructora dijeron contar con todos los permisos y papeles necesarios y que las autoridades de Desarrollo Urbano no han visto ningún impedimento para que se lleve a cabo la subestación telefónica.