Foto: Vanguardia/AP
Víctor Serrano llegó a la colonia Roma desde Coacalco con la finalidad de ayudar a los afectados por el sismo. El no tener piernas no es un impedimento, asegura.

Al edificio derrumbado en Álvaro Obregón 286, en la colonia Roma, han llegado apoyos de distintas partes de la Ciudad de México y área metropolitana; sin embargo destaca la presencia de Víctor Serrano, de 23 años, que pese a no tener piernas lleva cinco días apoyando los damnificados por el terremoto de 7.1 grados.

Originario de Coacalco, Víctor perdió sus extremidades por una enfermedad que tuvo a los cuatro años, púrpura fulminante; por esa razón, sus primas lo han acompañado a distribuir los víveres que ha recaudado, tanto en Coacalco como en el Parque España, para los afectados en Xochimilco, en la colonia Roma y en Morelos.

"Siempre trato de apoyar en lo que yo puda, y ésta es una buena causa. Me da mucho ánimo apoyar a la gente porque uno nunca sabe cuándo puede pasar algo", explica a El Financiero.

Pese a que su mamá se mantiene preocupada por su visita a las zonas de desastre, Víctor Serrano asegura "vengo a ayudar en lo que pueda, si ahorita me dicen métete ahí yo me meto, tengo agilidad, estoy pequeño, conozco mis capacidades y siento que puedo ser de ayuda", señala.