A sus 66 años, el presidente de Rusia fue el goleador del equipo y la figura tras hacer ocho tantos

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, protagonizó un cómico episodio cuando se encontraba jugando un partido de hockey con tintes benéficos.

EFE

A pesar de que el líder político anotó ocho goles para darle el triunfo a su equipo, mientras daba la vuelta olímpica saludando a los que se dieron cita en el recinto, se tropezó con una alfombra y terminó en el piso.

Putin se levantó como si nada, y continuó con sus efusivos saludos aparentando tranquilidad.

El mandatario de 66 años, abrió el marcador a los 2 minutos con una jugada personal y luego anotó otros siete tantos para convertirse en el máximo anotador.

EFE

El jefe del Kremlin portaba la jersey número 11 y fue determinante para la victoria de los suyos en el encuentro que se suscitó en la Plaza Roja.

EFE