Foto: AP
El mandatario constató que los niveles de inflación se acercan paulatinamente a los objetivos planteados por el Gobierno del 4.5% en su expresión anual

El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó este lunes su descontento con el avance de la economía rusa y llamó a las autoridades a no conformarse con el actual ritmo de crecimiento económico del país.

“El ritmo es positivo, sin lugar a dudas, sin embargo, la dinámica en general no es satisfactoria. Necesitamos que el crecimiento económico sea más estable y más dinámico. Debatiremos cuáles son las medidas adicionales requeridas”, afirmó Putin en una reunión del Gobierno, citado por la agencia Interfax.

El mandatario constató que los niveles de inflación se acercan paulatinamente a los objetivos planteados por el Gobierno del 4.5% en su expresión anual. “Pero incluso en este contexto y con los incrementos salariales, los ingresos reales de la población crecen lentamente. Esta situación es preocupante”, aseveró.

El mandatario señaló que durante el primer semestre el producto interior bruto (PIB) de Rusia creció en un 0.7%, y el crecimiento de la industria durante los primeros siete meses fue de un 2.6%.

Putin llamó a los miembros el Gobierno a presentar propuestas para incrementar los ingresos de los ciudadanos y darle a la economía rusa tenga un ritmo de crecimiento más estable. Durante 2018 la economía rusa creció un 2.3%, pero el Gobierno ha reconocido que ese avance se debió en gran medida a factores puntuales y que esa tasa no era sostenible.

El Gobierno ruso mantiene para este año su previsión de crecimiento del PIB en el 1.3%, en tanto que el Banco Central de Rusia augura un aumento de entre el 1.2% y el 1.7%. El Fondo Monetario Internacional (FMI), a su vez, prevé que el PIB de Rusia crecerá este año a un ritmo aproximado del 1.4%, en línea con el promedio registrado en los últimos tres años.