Elvira, Pilar e Irma Vera López acompañaron a su madre Elvira López de Vera
Dice la madre del obispo Raúl Vera López

"Que Dios me lo cuide porque entre más población hay son más problemas", señaló Elvira López de Vera, madre de José Raúl Vera López, sobre el cambio que su hijo tuvo de pastor coadjutor de San Cristóbal de las Casas a Saltillo.

Quien es el sexto Obispo de esta Diócesis, desde ayer fue recibido por su nueva comunidad.

Acompañada de tres de sus hijas (hermanas de Monseñor), López de Vera presenció emocionada la recepción popular que le fue ofrecida ayer a su hijo en el lienzo charro "Enrique González".

Sentadas justamente frente al área donde Vera López se encontraba, acompañado de Francisco Villalobos Padilla, Obispo emérito, y Samuel Ruiz García, Obispo de San Cristóbal de las Casas, la madre de Vera López y sus hijas Elvira, Pilar e Irma, atestiguaron el recibimiento que los coahuilenses hicieron de su hijo y hermano, respectivamente.

"Que Dios me lo cuide y lo ayude, que Dios me lo ilumine porque entre más población son más problemas, ya ve en México cómo anda la población, ya vamos para los 100 (millones), entre más gente hay todo es muy difícil", dijo.

López de Vera señaló que cuantas veces pueda vendrá a ver a su hijo, a quien el "Señor je ha puesto tan lejos"

"(Voy a poder venir cuando me traigan mis hijas porque ya estoy toda desquebrajada, estoy a base de medicinas, pero voy tratar de venir a verlo", indicó la madre de quien hoy se convertirá en el sexto Obispo Diocesano de Saltillo.

Dijo que aunque hoy radia en la Ciudad de México con una de sus hijas, ella y su hijo Raúl Vera López son de Acámbaro, Guanajuato.

"Yo viví en Acámbaro, ahí nació mi hijito, pero cuando faltó mi marido me trajeron a México y ahora estoy con esta hijita aquí en México, estoy de paso...", señaló López de Vera.

Señaló que mañana martes 21 de marzo regresará a la Ciudad de México con todos sus familiares.